Paste your Google Webmaster Tools verification code here

Unión Cervico-Dorsal

La radiografía de la columna cervical es un estudio seguro e indoloro en el que se utiliza una pequeña cantidad de radiación para obtener una imagen de los huesos de la parte posterior del cuello (vértebras cervicales).

Durante el estudio, un aparato de rayos X envía un haz de radiación a través del cuello y la imagen se registra en una computadora o en una película especial. Esta imagen incluye las siete vértebras del área del cuello, las primeras vértebras de la columna torácica y los espacios intervertebrales.

Las radiografías son en blanco y negro. Las partes densas del cuerpo, que bloquean el paso del haz de rayos X a través del cuerpo, como los huesos, se ven de color blanco en la radiografía. Las partes del cuerpo huecas, tales como las vías respiratorias, permiten que el haz de rayos X las atraviese y se ven de color negro.

Un técnico radiólogo toma las radiografías. En general, se toman tres imágenes diferentes de la columna cervical: una desde el frente, (AP o vista antero posterior), una desde el costado (vista lateral) y otra desde el frente a través de la boca abierta (vista odontoide). A veces, pueden ser necesarias imágenes adicionales, tales como la vista de flexión y extensión de la columna cervical

 


También te podría gustar...