Paste your Google Webmaster Tools verification code here

Torax

La exploración por Tomografía Axial Computada – a veces denominada exploración TC o TAC – consiste en un examen médico no invasivo que ayuda a los médicos a diagnosticar y tratar enfermedades.

La exploración por TAC combina un equipo de rayos X especial con computadoras sofisticadas para producir múltiples imágenes o visualizaciones del interior del cuerpo. Luego, estas imágenes transversales pueden examinarse en un monitor de computadora, imprimirse o transferirse a un disco compacto (CD).

Las exploraciones TAC de los órganos internos, huesos, tejidos blandos o vasos sanguíneos brindan mayor claridad y revelan mayores detalles que los exámenes convencionales de rayos X.

Utilizando una variedad de técnicas, que incluyen la graduación de la dosis de radiación de acuerdo con la talla de la paciente y nueva tecnología de software, se puede reducir de modo significante la cantidad de radiación necesaria para realizar una exploración TC de tórax. Una exploración de tórax por TC a dosis baja produce imágenes de suficiente calidad de imagen para detectar muchas enfermedades y anormalidades pulmonares utilizando hasta el 65% menos radiación ionizante que una exploración de tórax TC convencional. Esto es especialmente el caso para detectar y seguir el cáncer de pulmón.

Otras enfermedades, tales como la detección de émbolos pulmonares y enfermedad pulmonar intersticial pueden no ser apropiadas para la TC de tórax a dosis baja. Su radiólogo decidirá las graduaciones apropiadas para uso en su exploración de acuerdo con sus problemas médicos y cuáles datos se necesitan de la exploración por TC. Si su hijo va a someterse a una exploración por TC, se deben usar las graduaciones pediátricas apropiadas a dosis baja.


También te podría gustar...