Paste your Google Webmaster Tools verification code here

Tips para combatir el estrés emocional de cada día

No hay nada mejor que el ejercicio físico para relajarse. Busca el que más te guste y se adapte a ti y disfruta de todos los beneficios que tiene que aportarte

estres-080513-750x488

Las emociones pueden ser algo positivo que nos permita relacionarnos de una manera equilibrada con las personas de nuestro alrededor. No obstante, las emociones negativas que no logramos gestionar pueden provocarnos estrés, a corto plazo, y ser la causa de múltiples enfermedades a largo plazo.

En este artículo te proponemos algunos tips sencillos y efectivos para combatir el estrés emocional que sufrimos a diario, lo cual te permitirá vivir con más serenidad y alegría.

Conócete a ti mismo

El primer paso para solucionar cualquier problema consiste en tomar conciencia de la situación. En este caso los protagonistas somos nosotros y, en concreto, nuestras emociones, de modo que deberemos aprender a conocernos para saber cuáles son nuestros puntos débiles ante los demás.

El hecho de reconocer de antemano las situaciones que nos despiertan emociones negativas nos ayudará a resolverlas con más rapidez.

Traga saliva

Cuando sufrimos una situación de estrés agudo la boca se nos reseca de manera casi instantánea. Esta falta de saliva está directamente relacionada con el sistema nervioso. Si revertimos este síntoma facilitaremos el reequilibrio del sistema nervioso, por lo que en estos casos debemos provocar la salivación.

Este ejercicio es muy sencillo y lo podemos realizar de manera muy discreta.A medida que la boca se humedezca de nuevo nos sentiremos más relajados, y de paso también desviaremos nuestra atención del origen del estrés.

¿Ejercicio suave o intenso?

El estrés emocional del día a día puede derivar en rigidez muscular y, como consecuencia, en contracturas, dolores e incluso lesiones. Este es un motivo fundamental para realizar deporte al menos dos o tres veces por semana.

Además, el ejercicio nos ayuda a generar endorfinas, unas hormonas que promueven estados de ánimo positivos. No obstante, es fundamentalencontrar el ejercicio que nuestro cuerpo más necesita y que paralelamente nos permita disfrutar.

Puede ser ejercicio intenso de tipo aeróbico o bien más suave, enfocado a los estiramientos musculares y la meditación. Lo fundamental es que nos haga sentir bien durante el ejercicio y, sobre todo, al terminar.

Descubre las terapias naturales

Hoy en día hay medicación para quienes sufren trastornos nerviosos importantes, pero suele generar dependencia y acarrear efectos secundarios que empeoran nuestra calidad de vida. Por este motivo es importante tratar el estrés emocional desde los primeros síntomas, cuando todavía podemos revertir la situación, y de la manera más natural posible.

En este sentido, las terapias naturales son de gran ayuda, ya que tratan al cuerpo respetuosamente y permiten que se reequilibre sin alterar bruscamente su funcionamiento. Por otro lado, la mayoría no tienen contraindicaciones ni efectos secundarios, siempre y cuando estén realizadas por profesionales.

Para tratar el estrés emocional recomendamos las siguientes:

  • Flores de Bach: Esencias florales que actúan sobre las emociones para ayudarnos a encontrar la serenidad, a sobrellevar las situaciones complicadas y a descubrir las virtudes que todos tenemos de manera potencial.
  • Homeopatía: La homeopatía nos permite tratar tanto cuestiones físicas como mentales, en especial cuando las primeras están relacionadas con las segundas.
  • Reiki: Terapia energética para reequilibrar el organismo.
  • Hidroterapia: Todas las terapias que utilizan agua a diferentes temperaturas nos provocan unos efectos beneficiosos inmediatos sobre el sistema nervioso y el organismo en general. Podemos acudir a balnearios o centros similares, o bien realizar algunas sencillas prácticas en casa.
  • Cromoterapia: Algunas terapias utilizan los poderes curativos de los colores para combatir estados de ánimo negativos. En general, los colores fríos (azul, violeta) facilitan la relajación y la espiritualidad, mientras que los colores cálidos (amarillo, naranja, rojo) aportan energía y vitalidad. También hay colores equilibrantes como el verde que siempre son beneficiosos.

Alimentos para el sistema nervioso

El sistema nervioso debe estar fuerte para poder afrontar la situaciones difíciles o de cambio y prevenir el estrés que aparece cuando no podemos sobrellevarlas.

Una manera de mantenerlo equilibrado consiste en consumir a diario aquellos alimentos que lo fortalecen, ya que contienen nutrientes que tienen esta propiedad, como por ejemplo el magnesio, el triptófano, etc. A continuación destacamos algunos de ellos:

  • Canela.
  • Jengibre.
  • Miel.
  • Levadura de cerveza.
  • Germen de trigo.
  • Vegetales de hoja verde.
  • Pasiflora.
  • Albahaca.
  • Frutos secos y semillas.
  • Avena.
  • Polen.
  • Cacao.
  • Cítricos.

MejorConSalud


También te podría gustar...