Paste your Google Webmaster Tools verification code here

Terapia con Yodo Radioactivo (Hipertiroidismo)

La terapia de yodo radioactivo I-131 (también llamado Radio yodo I-131) es un tratamiento para la actividad excesiva de la glándula tiroides, una afección denominada hipertiroidismo. El hipertiroidismo puede ser causado por la enfermedad de Graves, en la cual toda la glándula tiroides trabaja en exceso, o por nódulos dentro de la glándula que producen localmente una cantidad excesiva de la hormona tiroidea.

La medicina nuclear constituye una subespecialidad del campo de las imágenes médicas que utiliza cantidades muy pequeñas de material radioactivo para diagnosticar y determinar la gravedad, o para tratar, una variedad de enfermedades, incluyendo varios tipos de cánceres, enfermedades cardíacas, gastrointestinales, endocrinas, desórdenes neurológicos, y otras anomalías dentro del cuerpo. Debido a que los procedimientos de medicina nuclear pueden detectar actividades moleculares dentro del cuerpo, ofrecen la posibilidad de identificar enfermedades en sus etapas tempranas, como así también las respuestas inmediatas de los pacientes a las intervenciones terapéuticas.

La tiroides es una glándula ubicada en el cuello que produce dos hormonas que regulan todos los aspectos del metabolismo corporal, el proceso químico de convertir alimento en energía.

Cuando la glándula tiroides es muy activa produce mucha cantidad de estas hormonas, acelerando el metabolismo.

 

El yodo radioactivo (I-131), un isótopo del yodo que emite radiación, se usa con fines médicos. Cuando se traga una pequeña dosis de I-131, el mismo es absorbido hacia el torrente sanguíneo en el tracto gastrointestinal (GI) y es concentrado desde la sangre por la glándula tiroides, donde comienza a destruir las células de la glándula.

El yodo radioactivo I-131 puede ser utilizado también para tratar el cáncer de tiroides.


También te podría gustar...