Paste your Google Webmaster Tools verification code here

Serie E.G.D (Esófago Gastroduodeno)

Es un estudio con Rayos X del esófago, estómago y duodeno, sí se extiende a todo el intestino delgado se denomina tránsito. Es necesario beber un líquido de bario para ver las estructuras digestivas con Rayos X.

¿Para qué sirve?

El EGD se realiza para valorar la forma y la función de las estructuras digestivas, y para detectar anomalías cómo úlceras, tumores, o inflamación. Los pacientes pueden presentar síntomas de:

Dificultad para tragar, molestias en el tórax, dolor abdominal, regurgitación del alimento, vómitos o sangre en las heces.

¿Cómo es la preparación que debo realizar?

No deberá comer ni beber las siete horas previas a la realización de la exploración. Si su estómago no está completamente vacío la exploración no será válida. Es conveniente que durante este período No fume, puede provocar el aumento de la secreción gástrica lo que reduciría la calidad de las Imágenes.

  ¿Cómo se realiza la prueba y qué duración tiene?

Antes de realizar la prueba deberá desnudarse, descalzarse y colocarse una bata desechable. Deberá Despojarse de joyas y objetos metálicos.

El médico radiólogo, con la colaboración de un técnico especialista o personal de enfermería, le Realiza la exploración, para ello deberá beber el bario según le indiquen y se le indicarán las Diferentes posiciones que debe adoptar sobre la mesa del equipo de radiología. Se ve el paso del Bario a lo largo del tubo digestivo, y simultáneamente se ven las imágenes en un monitor y se Obtienen las radiografías.

La exploración tiene una duración aproximada de 20 minutos; si se realiza tránsito intestinal se prolongará dos horas más, este es un tiempo aproximado que varía en cada paciente y está en Relación con la rapidez con que pase el bario por el intestino.

Una vez finalizada la prueba puede hacer un régimen normal de comidas. Es conveniente que Durante el día tome abundantes líquidos para eliminar más fácilmente el bario

Uso de prótesis dentales metálicas

La sialografía permite detectar alteraciones anatómicas localizadas en los conductos salivares y en sus ramificaciones producidas por múltiples causas como quistes, estenosis, fístulas, inflamación, infecciones, cuerpos extraños, traumatismos, etcétera en pacientes que presentan síntomas como dolor, inflamación, secreción hemática o purulenta y/o ausencia o excesiva secreción salivar de las glándulas salivares de mayor tamaño.

Permite localizar el lugar exacto de la alteración y en muchos casos decidir un posible tratamiento posterior.


También te podría gustar...