Paste your Google Webmaster Tools verification code here

Rodilla

Es una forma no invasiva de tomar imágenes de la articulación de la rodilla, al igual que de músculos y otros tejidos circundantes.

A diferencia de las radiografías y la tomografía computarizada (TC), que utilizan radiación, la resonancia magnética utiliza imanes y ondas de radio potentes. El escáner para la resonancia magnética contiene el imán. El campo magnético producido por una resonancia magnética es aproximadamente 10,000 veces mayor que el de la tierra.

El campo magnético fuerza a los átomos de hidrógeno en el cuerpo a alinearse en una cierta forma (similar a la forma como se mueve la aguja de una brújula cuando uno la sostiene cerca de un imán). Cuando se envían las ondas de radio hacia los átomos de hidrógeno alineados, éstas rebotan y una computadora registra la señal. Los diferentes tipos de tejidos devuelven señales diferentes.

Las imágenes por resonancia magnética solas se denominan cortes y se pueden almacenar en una computadora o imprimir en una película. Un examen produce docenas o algunas veces cientos de imágenes.

FORMA EN QUE SE REALIZA EL EXAMEN.

A usted le pueden solicitar que use una bata de hospital o prendas de vestir sin broches metálicos (como pantalones de sudadera y una camiseta). Ciertos tipos de metal pueden causar imágenes imprecisas.

Usted se acostará boca arriba sobre una mesa estrecha, la cual se deslizará hasta la mitad de la máquina que toma las imágenes por resonancia magnética (IRM). Se pueden colocar pequeños dispositivos, llamados espirales, alrededor de la rodilla. Estos dispositivos ayudan a enviar y recibir las ondas de radio y mejoran la calidad de las imágenes.

Algunos exámenes requieren un colorante especial (medio de contraste), el cual generalmente se administra antes del procedimiento a través de una vena (intravenoso) en la mano o el antebrazo. Este medio de contraste ayuda al radiólogo a observar ciertas áreas más claramente.

Durante la resonancia magnética, la persona que opera la máquina lo vigila a uno desde otro cuarto. Generalmente, se necesitan varias series de imágenes, cada una de las cuales toma de 2 a 15 minutos. Dependiendo del tipo de equipo, el examen puede tomar una hora o más.

PREPARACIÓN PARA EL EXAMEN.

A usted se le puede solicitar no comer ni beber nada durante un período de 4 a 6 horas antes del examen.

Antes del examen, coméntele al radiólogo si está actualmente recibiendo diálisis, ya que esto puede afectar el hecho de si usted puede o no recibir un medio de contraste intravenoso.

Si usted le teme a espacios confinados (sufre de claustrofobia), coméntele al médico antes del examen. Le pueden dar un medicamento para ayudarlo a que le dé sueño y que esté menos ansioso, o el médico puede recomendar una resonancia magnética abierta, en la cual la máquina no esté tan cerca del cuerpo.

Los fuertes campos magnéticos que se crean durante una resonancia magnética pueden interferir con ciertos implantes, particularmente marcapasos. Por lo tanto, las personas con marcapasos cardíacos no pueden someterse a una resonancia magnética y no deben ingresar al área donde se realizan estos procedimientos.

Es posible que a usted no le puedan hacer una resonancia magnética si tiene cualquiera de los siguientes objetos metálicos en su cuerpo:

  • Clips para aneurisma cerebral
  • Ciertas válvulas cardíacas artificiales
  • Implantes en el oído interno (cocleares)
  • Articulaciones artificiales recientemente colocadas
  • Algunos tipos viejos de stents vasculares

También te podría gustar...