Paste your Google Webmaster Tools verification code here

Qué comer si tengo gripe

La gripe es una de las infecciones víricas más comunes en las épocas frías, que se manifiesta con fiebre, dolor de cabeza y malestar general. Pocas son las personas que no hayan padecido alguna vez de esta afección, y a pesar de que no se considere grave, puede dejarnos unos días en cama. Se trata de una infección que puede contagiarse a través de las partículas de saliva que viajan por el aire tras estornudar. El sistema inmune tiene un papel fundamental en este tipo de afecciones, puesto que solemos padecerlas cuando nuestras defensas se encuentran bajas. Una vez tenemos gripe, podemos incorporar un conjunto de alimentos a nuestra alimentación que contribuyan a la eliminación del virus.

  • Primeras medias respecto a la alimentación


    En primer lugar debemos pensar en llevar una dieta ligera durante los primeros días. Las comidas abundantes en los primeros días hacen que el cuerpo centre sus esfuerzos en la digestión, cuando lo que realmente interesa es que combata la infección. Por ello es recomendable una dieta rica en frutas, verduras, y hortalizas, puesto que es más fácil de digerir y ayudarán al cuerpo a combatir la enfermedad. Del mismo modo, debemos evitar aquellos alimentos grasos animales..

    Por otro lado, incluir alimentos con propiedades antioxidantes facilitará la eliminación de toxinas que se encuentran detrás de la infección y fortalecer el sistema inmunológico para que combata posibles invasiones de otros agentes externos perjudiciales.

  • Alimentos ricos en vitamina A y C


    La vitamina A es un antioxidante que nos ayudará a conseguir los efectos explicados en el punto anterior eliminando los radicales libres. Esta vitamina se obtiene de las hortalizas como la zanahoria, la calabaza, vegetales de hoja verde, lácteos o el hígado de res. La vitamina C ayuda a aliviar los síntomas y acelerar su desaparición. Así pues, en el caso de tener gripe comer frutas es una buena opción: la naranja, limón y otros cítricos, además de coles o el brócoli.

    De esta forma, ayudaremos a que el organismo combata el virus a la vez que aliviamos los síntomas que sufrimos a causa del mismo.

    Alimentos ricos en vitamina A y C
  • Alimentos inmunoestimulantes


    Comer alimentos inmunoestimulantes para la gripe es una de las medidas más importantes a incorporar en cuanto a nuestra alimentación. El sistema inmunológico debe encontrarse en el mejor estado posible para poder combatir la infección y lograr acabar de una vez por todas con el virus. Los mejores alimentos para cumplir con esta función son el ajo y la cebolla, puesto que contienen propiedades bactericidas, antivirales e inmunoestimulantes, que nos ayudarán a cumplir con nuestro objetivo, Por ello, incorporar estos alimentos a nuestra dieta permitirán que nuestro organismo tenga más armas para acabar con la infección. Los alimentos ricos en folato y vitamina B también son de ayuda para fortalecer el sistema inmunológico. Este grupo de alimentos son las verduras de hoja verdes, tales como las coles o remolachas. Además, las setas tienen propiedades estimulantes de las defensas que han ido ganando terreno en la medicina natural, como el shiitake o el maitake.

    Alimentos inmunoestimulantes
  • Alimentos ricos en zinc y proteínas


    Otro de los grupos de alimentos para comer en caso de tener gripe son aquellos ricos en zinc. Este mineral contribuye al correcto funcionamiento del sistema inmunológico y otros procesos del organismo, como el crecimiento y desarrollo de los niños y acorta la duración de la gripe. De esta forma, incluir este mineral ayudará a que nuestro sistema inmune pueda combatir el virus. Estos son las ostras, mariscos, legumbres, semillas, carne de res y aves. Debemos recordar que los primeros días las dietas deben ser más bien ligeras.

    Por otro lado, las proteínas son uno de los nutrientes más importantes para la formación de tejidos, transportar el oxígeno y fortalecer el sistema inmunológico. Un déficit de proteína conlleva a que el sistema inmunológico se vea debilitado, siendo más propenso frente a infecciones, y en el caso de tener gripe, dificultaría su desaparición.

    Alimentos ricos en zinc y proteínas
  • Beber abundantes líquidos


    Es muy importante mantener al cuerpo hidratado para que pueda producir las mucosas suficientes, cuya función es la de impedir que los microogranismo se expandan a otras partes del organismo. Asimismo, beber mucha agua facilitará la eliminación de las toxinas a través de la orina, y evitará que nos deshidratemos por el abundante sudor que acompaña a la gripe. Por este motivo deberemos estar seguros de beber los suficientes líquidos durante todo el día, que podemos incorporar a través del agua, caldos o sopas.

Fuente: http://salud.uncomo.com/

 


También te podría gustar...