Paste your Google Webmaster Tools verification code here

Por qué me duele el coxis

img_por_que_me_duele_el_coxis_39648_300Los dolores en la parte del coxis suelen ser muy molestos pues no nos permiten estar cómodos cuando queremos relajarnos, además de sentir como un pinchazo y dolor intenso en la hueso que hay sobre las nalgas. El motivo de que sientas molestias en la zona pueden ser muy variados: desde un golpe, una mala postura o situaciones más graves como enfermedades específicas. En este artículo de unComo vamos a detallarte por qué duele el coxis para indicarte alguna de las causas más habituales de estas molestias y que, así, puedas controlarlo cuanto antes.

  • Las causas del dolor de coxis pueden ser muchas y muy variadas, como ya te hemos comentado. Sin embargo, sí que existen una serie de cuadros y situaciones que pueden incentivar las molestias en esta zona tan delicada, a continuación te las describimos:

    • Traumatismo: si te has dado un golpe o te has caído, es posible que los ligamentos que hay en el coxis se hayan inflamado o lesionado. Este es uno de los motivos principales por los que duele esta parte del cuerpo.
    • Parto: durante el proceso del parto es muy posible que el coxis se lesione debido a que la cabeza del niño pasa por encima de esta zona y puede crear una presión que termine lesionándolo.
    • Ejercicio físico: hay una serie de prácticas deportivas que ponen en riesgo la salud del coxis y que pueden terminar causando una lesión. Entre las más comunes destaca montar a caballo o ir en bicicleta, debido a que estamos sentados durante horas en una superficie dura que puede dañarnos.
    • Asientos duros: otra de las causas del dolor de coxis debemos buscarla en que la manera en que tenemos de acomodarnos en nuestra casa o lugares de trabajo no sea la adecuada. Las superficies duras o inadaptables a la forma del cuerpo pueden llegar a dañar el cuerpo, con el paso del tiempo.
    • Obesidad: también puede ser que te duela el coxis porque tengas más peso del habitual y tu cuerpo deba soportar una mayor presión.
    • Envejecimiento: el paso de los años también puede dañar este hueso del cuerpo haciendo que corramos más el riesgo de padecer osteoporosis o afecciones que debilitan los huesos.
    • Infección o tumor: en casos muy poco frecuentes es posible que el dolor que sientas en esta parte provenga de una infección en la zona o de un tumor. Sin embargo, esto se da en casos muy puntuales y siempre bajo el diagnóstico de un médico.
  • Para poder aliviar el dolor en el coxis y poder sentarte tranquilamente en tu horario laboral o en tus momentos de descanso, te recomendamos que sigas estos consejos que te ayudarán a sentirte mejor:

    • Siéntate completamente recto sin arquear la espalda, los pies apoyados en el suelo y las rodillas alineadas a las caderas (nada de doblar o cruzar las piernas).
    • No te sientes sobre superficies demasiado duras pero tampoco uses almohadas muy blandas porque puede provocarte una mala postura y que al final termines dañándote también la espalda. Lo más adecuado es que uses una silla con almohada (la típica de despacho).
    • En el caso de que te duela mucho, puedes optar por usar un cojín en forma de rosca o de V que podrás adquirir en cualquier farmacia. Este tipo de almohadas consiguen redistribuir el peso de tu cuerpo para que no lo aguante todo el coxis.
    • Aplica bolsas de hielo o de calor en la zona para bajar la hinchazón y aliviar los dolores. Si quieres, también puedes hacer una compresa de arcilla ya que contiene propiedades antiinflamatorias perfectas para tratar las lesiones.
    • Toma analgésicos de venta libre para conseguir aliviar la inflamación y sentirte mejor.
  • Ten en cuenta que el dolor de coxis, normalmente, suele desaparecer al cabo de las semana después de haber seguido las prácticas y consejos que acabamos de darte en el punto anterior. Si después de todo, sigues notando molestias en la zona entonces desde unComo te recomendamos que acudas a tu médico para que te realice un examen y detecte cuál puede ser la causa y el tratamiento a seguir para aliviarte lo antes posible.

    Es este examen, lo que el especialista hará será un examen con rayos X, un escáner CT o una resonancia magnética, de esta manera podrá determinar cuál puede ser el origen de tus dolores y, así, poder tratarlo de forma específica. También es muy común que inyecten anestesia local en la zona para poder evaluar la diferencia con el coxis relajado.

  • Este artículo es meramente informativo, en unComo.com no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Fuente

 


También te podría gustar...