Paste your Google Webmaster Tools verification code here

Por qué bajan las plaquetas

Las plaquetas son responsables de la correcta coagulación de nuestra sangre, permitiendo que circule siempre de forma adecuada por nuestro cuerpo, coagulando cuando es preciso detener una hemorragia y previniendo a su vez la formación de coágulos innecesarios, que puedan obstaculizar arterias importantes.

Un nivel normal de plaquetas varía entre 150.000 y 450.000, pero este conteo puede reducirse debido a determinadas enfermedades, poniendo en riesgo nuestra salud. ¿Por qué bajan las plaquetas?

 

  • El descenso anormal de plaquetas es conocido médicamente como trombocitopenia, esta condición puede producir un sangrado anormal y, en casos mucho más graves, cuando las plaquetas alcanzan un nivel inferior a 10.000 por milímetro cúbico, desencadenar hemorragias internas que pueden poner en riesgo la vida del paciente.

    El primer paso para evitar que esto ocurra es consultar a un hematólogo si tenemos un bajo conteo de plaquetas, pues resulta importante descubrir la causa de esta condición.

  • Una de las causas más comunes de baja de plaquetas en los países con clima tropical, abundantes lluvias y propensión a las aguas estancadas, es la infección causada por el Dengue. Otras enfermedades bacterianas o infecciosas como el VIH también pueden producir un bajo conteo de plaquetas.

  • La deficiencia de vitamina B12 o de ácido fólico son dos de las razones frecuentes por las que bajan las plaquetas. En estos casos basta con realizar ajustes en la dieta y hábitos del paciente para llevar el conteo a un nivel normal.

  • Enfermedades como la anemia aplástica, la cirrosis hepática, la mielodisplacia o la leucemia hacen que la médula ósea no produzca suficientes plaquetas, llevando a un descenso en su conteo y haciendo que el paciente padezca de trombocitopenia.

  • Ciertos tratamientos médicos, como es el caso de la quimioterapia, también hacen que las plaquetas bajen.

    Quienes sufren de determinados trastornos son también propensos a padecer de plaquetas bajas debido a que las mismas se descomponen en el bazo o el hígado. Los pacientes con trombocitopenia inmunitaria o no inmunitaria producida por medicamentos, púrpura trombocitopénica inmunitaria o trombótica o coagulación intravascular diseminada, por ejemplo, cuentan con un bajo nivel de plaquetas.

  • Aumentar el conteo de plaquetas es posible, pero los resultados dependerán del origen del descenso, algo que es indispensable conocer para actuar de forma oportuna. En casos de enfermedades bacterianas o infecciosas, el tratamiento puntual en cada caso hará que aumenten los niveles plaquetarios para eliminar la trombocitopenia.

    Si el problema es una deficiencia de vitamina B12 o ácido fólico se deben hacer los cambios pertinentes en la dieta. En casos de problemas con la médula ósea, leucemia, trastornos, baja de plaquetas debido a medicación y cirrosis hepática, se deben seguir al pie de la letra las indicaciones de un especialista, que ofrecerá alternativas según el caso de cada paciente.

  • Este artículo es meramente informativo, en unComo.com no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Fuente: Uncomo.com

 


También te podría gustar...