Paste your Google Webmaster Tools verification code here

Pelvimetría

Exploración radiográfica utilizada para determinar las dimensiones de los huesos de la pelvis en una mujer embarazada y, si es posible, el diámetro biparietal de la cabeza del niño. Se realiza cuando existen dudas sobre el paso de la cabeza con seguridad a través de la pelvis durante el parto.

FORMA EN QUE SE REALIZA EL EXAMEN.

Se puede inyectar un colorante especial, llamado medio de contraste, en la mano o el antebrazo antes de que el examen comience. El medio de contraste puede resaltar áreas específicas dentro del cuerpo, lo cual crea una imagen más clara.

Se le solicitará que se acueste sobre una mesa estrecha que se desliza hacia el centro del escáner. Únicamente la cabeza se ubica dentro del escáner.

Se le puede permitir apoyar la cabeza sobre una almohada, pero esto debe hacerse antes de comenzar el procedimiento. Es muy importante que una vez que la cabeza esté en su lugar, no la mueva durante el examen, ya que el movimiento puede producir imágenes borrosas.

Una vez dentro del escáner, el haz de rayos X de la máquina rota a su alrededor para capturar la imagen. La cabeza se mueve a través del escáner ya sea en pequeños pasos o continuamente. (Los escáneres modernos en “espiral” pueden realizar el examen en un movimiento continuo.)

Pequeños detectores dentro del escáner miden la cantidad de rayos X que pasan a través de la parte del cuerpo objeto de estudio. Una computadora toma esta información y la utiliza para crear varias imágenes individuales, llamadas cortes. Estas imágenes se pueden almacenar, observar en un monitor o imprimirse en una película. Se pueden crear modelos tridimensionales de órganos reuniendo los cortes individuales.

Generalmente, los exámenes completos toman sólo unos cuantos minutos.

PREPARACIÓN PARA EL EXAMEN.

Usted debe firmar una autorización. Es necesario quitarse las joyas, prótesis dentales y cualquier otro objeto de metal.

Si se utiliza un medio de contraste, es posible que también se le solicite no comer ni beber nada durante 4 a 6 horas antes del examen.

Algunas personas tienen alergias al medio de contraste intravenoso y es posible que necesiten tomar medicamentos antes del examen con el fin de recibir esta sustancia sin problema alguno.

 


También te podría gustar...