Paste your Google Webmaster Tools verification code here

Oido Mastoides

La presentación de afecciones de las distintas regiones de los oídos es frecuente en la

Práctica diaria, siendo las principales las del conducto auditivo externo y del oído medio. La casi totalidad de las primeras, en las que el examen directo es fundamental, y la mayoría de la segundas, como es el caso de las otitis medias agudas, se resuelven sin necesidad de recurrir a estudios de imágenes.

Las imágenes son de utilidad en la evaluación de las complicaciones de las otitis medias

Crónicas, en los controles posterapéuticos de pacientes que no evolucionan favorablemente en los tiempos habituales, y en las alteraciones del oído interno, las cuales pueden comprometer a sus elementos nerviosos o a las estructuras óseas (cóclea, vestíbulo, conductos semicirculares, etc.).

En épocas anteriores la Rx simple del hueso temporal, en diversas y complejas incidencias, permitía estimar la posibilidad de alteraciones de los oídos medio e interno, así como del conducto auditivo externo cuando la evaluación clínica no fuera definitoria.

En la actualidad, el avance de los métodos más complejos como la Tomografía Computada (TC) y la Resonancia Magnética (RM), permiten evaluar con altísimo detalle a las pequeñas estructuras anatómicas que forman a los oídos, y en consecuencia determinar la presencia de sus alteraciones patológicas con gran precisión.


También te podría gustar...