Paste your Google Webmaster Tools verification code here

Magnificación mama

La magnificación mamográfica consiste en obtener imágenes ampliadas de algunas zonas en las que la Mamografía no resulta lo suficientemente concluyente para el Radiólogo que la ha estudiado.

Dicho procedimiento complementario a la Mamografía suele indicarlo el propio Radiólogo por dos principales razones:

Para estar seguro de la presencia de una lesión:
Por lo tanto, el indicar una magnificación mamográfica no presupone, necesariamente, que se haya visto algo preocupante en la Mamografía. De hecho, puede ocurrir que, tras realizar dicha magnificación, no se aprecie ninguna lesión.
 Para evaluar mejor las características radiológicas de una lesión ya demostrada en la Mamografía:


En estos casos, se ha detectado algo en la Mamografía, pero el Radiólogo necesita más información (“ver más de cerca”) para tomar una decisión. Tampoco esta situación presupone necesariamente que se trate de algo preocupante pues, en la mayor parte de casos, el Radiólogo llega a la conclusión de que se trata de algo benigno.

Tras la magnificación, y a criterio del Radiólogo, en algunos casos es necesario completar el estudio con Ecografía Mamaria, o bien otras proyecciones mamográficas.


EFECTOS ADVERSOS E INDESEABLES:

a) La Paciente debe aportar, al menos, el estudio mamográfico que ha suscitado las dudas. Idealmente, debiera aportar todos los estudios mamarios realizados durante los últimos 3 años.
b) La Paciente debe observar las elementales normas higiénicas. No debe utilizar cremas o desodorantes, ni en mama ni en axila.