Paste your Google Webmaster Tools verification code here

Gas de la risa alivia depresión

cq5dam.thumbnail.588.257 (1)

¿Cómo curar una depresión? Haciendo reír al paciente. Aunque la respuesta pareciera ser demasiado sencilla, podría ser la solución a esta enfermedad, de acuerdo con científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington en Estados Unidos. Utilizando el gas hilarante o de la risa, conocido científicamente como óxido de nitrógeno (N2O), pretenden aliviar los síntomas de la depresión crónica, particularmente en los casos en que otros tratamientos han fallado.

Esta es la primera vez que se utiliza el gas de la risa como un tratamiento potencial para la depresión. Debido a sus efectos inmediatos, píldoras de N2O podrían suponer un remedio rápido para pacientes en situación crítica, quienes consideran el suicidio. La velocidad con la que actúa el gas podría representar una ventaja, ya que los antidepresivos orales normalmente tardan un par de semanas en surtir efecto.

El equipo de investigadores, liderado por el Dr. Peter Nagele, repartió a un grupo de 20 pacientes con depresión clínica ya sea una mezcla de oxígeno y N2O ó de oxígeno y nitrógeno (los principales componentes del aire). A diferencia de quienes recibieron el placebo, dos terceras partes de los participantes que inhalaron el gas de la risa experimentaron una mejoría en varios síntomas como tristeza, culpabilidad, ansiedad, insomnio y pensamientos suicidas.

El óxido de nitrógeno produce un efecto anestesiante, por lo que su uso es común en la medicina y odontología. Sin embargo, se conoce poco acerca de los mecanismo neuronales que entran en juego para producir la euforia inducida por el gas. (Descubre los beneficios de la risa)

A pesar del pequeño tamaño de la muestra, los resultados del estudio parecen prometedores. Si se logran replicar en otros ensayos clínicos, se podría obtener un nuevo tratamiento para la depresión clínica capaz de aliviar de manera inmediata a los pacientes más necesitados.

Los resultados del estudio han sido publicados en Biological Psychiatry.


También te podría gustar...