Paste your Google Webmaster Tools verification code here

¿Es malo dormir cerca del móvil?

La tecnología nos está invadiendo día a día y, cada vez, somos más las personas que usamos el móvil para todo: para hacer fotos, para buscar información y, también, para despertarnos por las mañanas. El uso del móvil como despertador es uno de los motivos más frecuentes de que la gente duerma con el teléfono en la mesita de noche o, incluso, debajo de la cabeza pero ¿es saludable esta práctica? Lo cierto es que estos aparatos tecnológicos emiten radiaciones nocivas para la salud, algo que hizo que la OMS alertara de que su uso podía llegar a producir cáncer.

  • La radiación del móvil


    Para poder entender cómo afecta el móvil a nuestro cuerpo, lo primero que tenemos que saber es que nuestros órganos funcionan gracias a pulsos eléctricos y que cuando nos exponemos a radiaciones (ya sean naturales como artificiales) nuestro ritmo puede alterarse y modificar nuestro ciclo vital. Las radiaciones del ambiente no son visibles por nuestros sentidos pero que no las veamos no significa que no estén, cada vez son más las radiaciones que conviven con nosotros ya sea por el Wifi, el uso del móvil, las tablets, etcétera.

    Cuando hablamos de radiaciones naturales que pueden afectarnos nos referimos a diferentes accidentes que ocurren por la actividad geofísica de la tierra como, por ejemplo, que aparezcan aguas subterráneas. Las artificiales son todas aquellas que existen porque han sido creadas por el hombre y, entre ellas, destacan las conexiones Wifi, el alumbrado de la ciudad, los móviles, etcétera. Todo este tipo de radiación afecta a nuestro organismo y puede llegarlo a modificar.

    Muchas personas duermen con el móvil junto a la cama sin saber los riesgos a los que se está exponiendo con ese simple gesto. Las radiaciones que emiten estos aparatos eléctricos alteran nuestro sistema de autorregulación de algunos procesos naturales como, por ejemplo, los ritmos biológicos. De hecho, la OMS (Organización Mundial de la Salud) realizó un estudio ofreciendo un diagnóstico altamente preocupante: los aparatos electrónicos son malos para la salud y pueden aumentar las posibilidades de sufrir cáncer.

    Así que ante la pregunta de si es malo dormir cerca del móvil la respuesta es clara y contundente: SÍ, es malísimo. Además, tampoco se debe cargar el teléfono por la noche si tenemos la manía de ponerlo bajo la almohada; el motivo es muy simple: puede llegarnos a quemar la piel debido a una sobrecarga. Las almohadas no están preparadas para este tipo de uso y el material con el que están fabricadas es altamente inflamable así que ¡mucho cuidado!

    La radiación del móvil
  • Cómo nos afectan las radiaciones


    Las radiaciones que se desprenden de nuestros aparatos móviles no solo afectan a nuestro ritmo biológico o puede aumentar las posibilidades de cáncer sino que también alteran nuestro día a día y podemos sentir diferentes consecuencias de haber dormido junto al móvil. De hecho, existen muchos estudios que determinan que esta mala costumbre puede producir insomnio y/o dolores de cabeza. Una de las características de lo móviles es que tienen las pantallas luminosas y, precisamente, este hecho afecta a nuestra hormona que regula el sueño (la melatonina) reduciendo su producción y haciendo que nos cueste mucho más conciliar el sueño.

    El móvil en la mesilla de noche también altera nuestro sistema nervioso haciendo que estemos más alertas durante la noche y, por tanto, reduciendo la fase REM del sueño. La vibración o las notificaciones luminosas pueden llevarnos a lo que se llama “insomnio tecnológico”, es decir, no terminar de descansar correctamente o irte despertando por la noche para consultar el móvil.

    Además, si antes de ir a dormir consultamos el teléfono lo que estamos haciendo es excitar nuestro cerebro, algo totalmente desaconsejado si lo que queremos es descansar y dormir profundamente. Todo esto, a la larga, puede traer consecuencias negativas a nuestra salud como, por ejemplo, falta de concentración, estrés, irascibilidad, etcétera.

    En una investigación llevada a cabo en Australia también se llegó a la conclusión de que el uso de los teléfonos móviles puede llegar a afectar la producción de espermatozoides de los hombres e, incluso, afectar a la esterilidad. Este aspecto hace referencia, sobre todo, a cuando el móvil se coloca en los bolsillos de los pantalones, una práctica muy extendida entre los varones.

    Cómo nos afectan las radiaciones
  • Cómo actuar con el móvil


    Entonces ¿qué hacemos con el móvil por la noche? Lo mejor es que lo apaguemos. Desconectar, no solo el teléfono, sino todos los aparatos eléctricos de la casa es lo mejor que podemos hacer para reducir las radiaciones que hay en nuestro hogar y poder descansar profundamente. Aunque no estemos usando estos aparatos, igualmente ellos usan radiofrecuencias y radiobases que se quedan en el ambiente y nos perjudican ya que están constantemente emitiendo ondas electromagnéticas al entorno.

    Si no quieres apagar el móvil, al menos deberá estar a 1 metro alejado de nuestro cuerpo y, siempre que sea posible, procura desactivar los datos o el Wifi para reducir las radiofrecuencias emitidas. Para evitar el insomnio o romper tus fases del sueño, también se recomienda quitar el sonido.

    Además del uso del teléfono por la noche, hay otras recomendaciones que puedes seguir día a día y, así, conseguir que te afecte lo menos posible; a continuación te damos un listado de las mejores prácticas con los móviles:

    • Llamadas cortas: es mejor hacer llamadas cortas y, si se alarga, lo recomendable es que cambies de oído para evitar sobrecargar solo un lado del cuerpo.
    • Manos libres: siempre que puedas opta por recibir las llamadas en manos libres pues, así, evitas el contacto directo del móvil con tu cabeza.
    • Siempre con cobertura: en el caso de que estés en una zona con poca cobertura no fuerces la llamada y espera a estar en otro lugar pues el aparato emitirá señales más potentes para poder captar la señal y estas te afectarán directamente a ti.
    • En bolsas o bolsos: nunca lleves el móvil en el cuerpo, ni en los bolsillos ni en el bolsillo de la camisa, lo mejor es esté externo a ti en un bolso o en una bandolera.

    Pero además del móvil, es importante que durante la noche también apagues otros electrodomésticos que también emiten radiaciones: televisores, ordenadores, microondas, etcétera. Del mismo modo, es recomendable que se desconecte el router antes de dormir para evitar impregnarte de sus ondas.

 

 


También te podría gustar...