Paste your Google Webmaster Tools verification code here

¿Es malo bañarse después de comer?

img_es_malo_banarse_despues_de_comer_33995_300Seguro que alguna vez te has preguntado, ¿es malo bañarse después de comer? Existen múltiples mitos y tópicos que dan lugar a diferentes respuestas, pero en un Como queremos darte una verdadera solución a esta incógnita frecuente. Esta afirmación ya se ha hecho un hueco en nuestras cabezas, pero queremos que entiendas los motivos, causas y consecuencias para que tú, por ti mismo, decidas si es o no malo darse un chapuzón después de haber comido. ¡Aclara tus dudas!

Instrucciones

 

  • La pregunta: ¿es malo bañarse después de comer?, esconde una gran parte de verdad y justificación. Normalmente, en verano, se unen diversos factores que hacen más pesada nuestra digestión. El intenso calor o el cambio de dieta pueden provocar que el proceso de digestión se haga más pesado, por lo que hay que ir con más cuidado.

  • ¿Verdad que te cuesta hacer ejercicio después de comer? Pues con el baño pasa más o menos algo parecido. Realizar alguna actividad recién acabado de comer cuesta, porque debemos dividir las funciones de nuestro flujo sanguíneo. Por un lado, necesita concentración para digerir los pesados alimentos de la comida y por otro aumentar la frecuencia cardíaca para aguantar el ritmo del ejercicio. Con el baño debes plantarte exactamente lo mismo.

  • Es muy común escuchar que bañarse con agua fría después de comer, no es bueno. Esta afirmación también tiene cierta justificación. Piensa que durante el proceso digestivo, nuestro flujo sanguíneo está concentrado en dicho proceso, con el objetivo de disolver los alimentos y adquirir un gran número de nutrientes. El bañarse con agua fría durante este periodo puede desviar la atención de la sangre. Es decir, el flujo sanguíneo dejará de concentrarse totalmente en la digestión para llevar a cabo otras funciones como mover los músculos o calentar nuestro cuerpo.

  • Sin embargo, y pese a la anterior explicación médica, no podemos afirmar con total seguridad que darse un baño después de comer sea malo, sino que se deben tener en cuenta algunas consideraciones. Desde el tipo de comida ingerida, hasta la temperatura del agua o el tipo de baño. A saber.

  • En cuanto a los alimentos ingeridos debes tener en cuenta la cantidad. Es decir, cuánto más comas, más difícil será la digestión, más sangre necesitarás para llevar a cabo este proceso y más fácil será que puedas padecer un corte de digestión. Comer de manera liviana, sobre todo durante los días calurosos, ayudará a hacer una adecuada digestión de los alimentos. Si comes poco y platos no muy pesados, puedes darte un baño tranquilamente. Siempre utilizando el sentido común y siendo conscientes de los riesgos.

  • La temperatura, tanto del agua como la corporal, también puede ayudarnos a saber si es conveniente o no darnos un baño después de comer. Piensa que si tu cuerpo está muy caliente, el agua está muy fría y, además, te encuentras en pleno proceso digestivo, puede que tu cuerpo no lo soporte. Piensa que con estas características, tu organismo deberá luchar para mantener tus músculos en movimiento, regular la temperatura y hacer la digestión.

  • En caso de que tu cuerpo o el agua tengan una temperatura elevada, deberás conseguir regular alguna de ellas para poder bañarte sin sufrir ningún shock digestivo. Te recomendamos estar un rato en la sombra, airearte y no exponerte al sol mientras estás comiendo. Bajando la temperatura de tu piel,podrás disfrutar de un baño tranquilamente.

  • Por último, debes tener en cuenta el tipo de baño que vas a realizar. Una ducha, por ejemplo, tiene menor riesgo de shock digestivo, ya que el agua va circulando por nuestro cuerpo. Esto es positivo, puesto que no es necesario contener la respiración y el corte de digestión es menos probable. Lo más recomendable, si estás acalorado después de comer, es darte una duchita. Eso sí, ten en cuenta la duración del baño y la temperatura del agua, pues si es caliente se dilatarán los vasos sanguíneos y se puede desviar la concentración de la sangre del estómago. ¡Ve con cuidado!

  • En el caso de la playa o la piscina, el corte de digestión es más probable, ya que tu cuerpo necesita mantener los músculos activos si quieres mantenerte a flote. El esfuerzo es mayor, por lo que necesitas más concentración sanguínea.

  • En definitiva, a la pregunta ¿es malo bañarse después de comer?, la respuesta más adecuada es: depende. Debes tener en cuenta todos los factores anteriores e ir con sumo cuidado. No todos los cuerpos reaccionan de la misma manera, así que si estás acostumbrado a hacer malas digestiones no es recomendable. Con conciencia y cuidado puedes darte un baño tranquilamente, sin riesgos.

  • Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Es malo bañarse después de comer?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de El agua y la salud o te suscribas a nuestro boletín de novedades.

Fuente

 


También te podría gustar...