Paste your Google Webmaster Tools verification code here

Cuello

Una Radiología del cuello es un estudio imagenológico para examinar las vértebras cervicales, los siete huesos que se encuentran en el área del cuello.

Este examen lo realiza un técnico en rayos X en la sala de radiología del hospital o en el consultorio médico.

Usted se acostará sobre la mesa de rayos X. Si la radiografía es para verificar la presencia de una lesión, se tendrá el cuidado necesario con el fin de prevenir una lesión mayor.

El equipo de rayos X se pasará sobre el área del cuello. A usted se le pedirá contener la respiración a medida que se toma la imagen, de manera que ésta no aparezca borrosa.

A usted se le solicitará igualmente cambiar de posición para que se puedan tomar imágenes adicionales. Normalmente, es necesario tomar de tres a siete imágenes de planos diferentes.

Coméntele al médico si usted está embarazada. Quítese todas las joyas.

Este examen no ocasiona ninguna molestia, aunque la mesa puede estar fría.

Los rayos X se utilizan para evaluar lesiones cervicales y entumecimiento, dolor o debilidad que no desaparecen. Una radiografía del cuello también se puede utilizar para ayudar a ver si las vías respiratorias están bloqueadas por inflamación en el cuello o algo atorado en la vía aérea.

El examen puede detectar:

  • Espolones óseos
  • Deformidades en la columna vertebral
  • Problemas discales
  • Luxaciones
  • Fractura
  • Adelgazamiento del hueso (osteporosi)
  • Desgaste de las vértebras

También te podría gustar...