Paste your Google Webmaster Tools verification code here

Cómo tratar el mal de altura

El mal de altura, también llamado mal de páramo, se produce debido a la escasez de oxígeno en nuestro organismo por causa de la altitud. Este padecimiento es muy común en alpinistas, excursionistas o personas que disfrutan de viajar a lugares que superen una altura de 2400 metros. Lo que ocurre es que a mayor altura existe menor presión atmosférica, lo que afecta la cantidad de oxígeno que circula en el cuerpo y que llega a la sangre.

Cómo tratar el mal de altura

El mal de altura, también llamado mal de páramo, se produce debido a la escasez de oxígeno en nuestro organismo por causa de la altitud. Este padecimiento es muy común en alpinistas, excursionistas o personas que disfrutan de viajar a lugares que superen una altura de 2400 metros. Lo que ocurre es que a mayor altura existe menor presión atmosférica, lo que afecta la cantidad de oxígeno que circula en el cuerpo y que llega a la sangre. En unComo te explicamos cómo tratar el mal de altura.

Instrucciones


  1. La rapidez con la que asciendes, la altura en la que te encuentres, la actividad física que realizas mientras subes y la sensibilidad de cada cuerpo, son algunos de los factores que pueden ocasionar el mal de altura.

  2. Aunque los síntomas del mal de altura son pasajeros, y se calman cuando el cuerpo vuelve a aclimatarse, hay que tener cuidado ya que si la falta de oxígeno se mantiene por mucho tiempo, puede ocasionar daños graves en el organismo, e incluso la muerte. Puedes sentir mareos, náuseas, dolor de cabeza, dificultad para respirar, agotamiento y ritmos cardíaco acelerado. En caso de que el mal de altura se torne grave puede haber expectoración con sangre y disminución del estado de consciencia , esto puede causar un edema pulmonar o cerebral de altitud.

  3. Aunque la condición física es importante para realizar este tipo de actividades, no necesariamente previene la aparición de mal de páramo. Un diagnóstico temprano será ideal para poder tratar el problema en sus fases iniciales. Para tratar el mal de altura en casos leves, deberás seguir las siguientes recomendaciones:

    • Lo primero será mantenerse en reposo, en el lugar donde te encuentras, por 24 o 48 horas.
    • Evita seguir subiendo y en la medida de lo posible descienda de la altura en que te encuentras.
    • Mantener a la persona hidratada.
    • Suministrar una dieta alta en azúcares.

    En casos graves de mal de altura, la forma de tratarla será la siguiente:

    • Se debe seguir descendiendo hasta una altura de 400 metros.
    • Administrar oxígeno, a través de una mascarilla, a una concentración no inferior del 40% y una cantidad de 3 a 5 mililitros por minuto.
    • Si existe dolor de cabeza es recomendable administrar algún analgésico como paracetamol o aspirina.
    • En caso de que la persona tenga insomnio se puede tratar con acetazolamida.
    • Nunca se deben administrar fármacos sedantes para dormir, estos pueden afectar la respiración gravemente.

    Hay que tener en cuenta que la administración de oxígeno y medicamentos no debe sustituir el descenso.

  4. Si ya has experimentado el mal de altura anteriormente o piensas realizar un viaje donde la altitud es muy elevada, te recomendamos seguir estos consejos para prevenir el mal de páramo:

    • Evita el consumo de alcohol.
    • Toma mucho líquido mientras estás escalando.
    • Ingiere alimentos ricos en carbohidratos.
    • Sube despacio.
    • El mal de altura puede evitarse tomando acetazolamida, pregunta a tu médico antes de ingerir este medicamento, ya que puede tener efectos secundarios, por lo que es recomendable tomarlo 2 días antes del viaje. La medicación no reduce el hecho de que debas hacer el ascenso de forma pausada.
    • Si tienes anemia, algún problema de coagulación de la sangre o enfermedades cardíacas o pulmonares, es mejor que evites exponerte a ciertas alturas. Igualmente, los niños y mujeres embarazadas deben evitar estas prácticas.

 


También te podría gustar...