Paste your Google Webmaster Tools verification code here

Cómo tener más energía

¿Últimamente te sientes muy cansado? Hay diferentes circunstancias en nuestra vida que pueden producir que estemos más fatigados de lo normal y con bajos niveles de energía. Si te encuentras en este caso debes saber que puedes realizar algunos cambios en tus hábitos para poder aumentar tu vitalidad y conseguir dar de ti al máximo sin necesidad de tomar vitaminas ni suplementos. Haciendo sencillas modificaciones en tu día a día podrás aumentar tu capacidad energética y sentirte mucho mejor durante tu rutina.

  • Uno de los trucos que te ayudarán a tener más energía es que acostumbres a tu cuerpo a una rutina que cumplas tanto los días de entre semana como el fin de semana. Tener los horarios totalmente diferentes cada día pueden alterar nuestro cuerpo y hacer que esté con los niveles más bajos de energía, algo que afectará de forma directa a nuestro bienestar diario. Levantarte cada día a la misma hora y procurar cumplir con esta premisa también durante el fin de semana ayudará a establecer tu reloj biológico y, por tanto, aprovechar al máximo la energía de tu organismo.

  • También es importante descansar lo suficiente para que nuestro cuerpo descanse y se recomponga. Dormir unas 7 u 8 horas diarias es lo mínimo que necesitamos para que nuestras células se regeneren, el cuerpo descanse y podamos estar perfectamente para la jornada siguiente. Si no descansas lo necesario, tus niveles de energía estarán muy bajos y, por tanto, no podrás sentirte con fuerzas suficientes para disfrutar al máximo de tu día a día.

    En unComo te damos algunos consejos que te enseñarán a dormir mejor con trucos y recomendaciones que mejorarán tus horas de sueño.

  • Los alimentos son una de nuestras fuentes vitales para tener energía durante todo el día y permitir que nuestro cuerpo funcione correctamente. Debemos entender la alimentación como la gasolina que necesitamos para funcionar tanto por fuera (caminar, ir a trabajar, etc.) como por dentro (las funciones corporales necesitan de los nutrientes para estar en perfectas condiciones). Por este motivo, prestar una atención especial a la dieta que seguimos es primordial si te sientes decaído y falto de energía.

    Una de las recomendaciones que vamos a darte en este sentido es que comiences la jornada con un fuerte y nutritivo desayuno que incluya frutas, proteínas y carbohidratos para, así, tener una gran cantidad nutritiva y calórica que usaremos durante el resto del día. El desayuno es la comida principal del díapues es la que nos inyecta la energía que necesitaremos posteriormente.

  • También es importante que realices ejercicio físico de forma habitual para conseguir tener más energía. El motivo es que el deporte consigue que duermas mucho mejor, que descanses y repares tu cuerpo, además, por la mañana te permite levantarte con un mayor grado energético además de actuar como un estimulante del bienestar gracias a la liberación de endorfinas que conseguimos cuando practicamos ejercicio.

    Las personas que van de casa a la oficina y de la oficina a casa están mucho más fatigadas que las que dedican 1 hora de 3 a 5 días a la semana al ejercicio físico. El motivo es que el cuerpo se cansa físicamente, estimulas la producción de hormonas favorables para tu bienestar y consigues activar la circulación sanguínea haciendo que el oxígeno y los nutrientes de nuestros glóbulos se repartan mejor por nuestro cuerpo.

  • Ya hemos dicho en el apartado 3 que los alimentos son nuestra fuente básica de energía y, por tanto, debemos vigilar bien lo que tomamos para conseguir sentirnos en perfectas condiciones. Hay algunos alimentos que son muy energéticos como los siguientes:

    • Cítricos
    • Avena
    • Verduras de hoja verde
    • Frutos secos
    • Plátanos
    • Cacao
    • Aceite de oliva virgen extra

 

  • Relacionado con la alimentación, para conseguir tener más energía se recomienda que tomes varias comidas al día en pequeñas cantidades para que, así, estés nutriendo a tu cuerpo durante toda la jornada e impidiendo que se quede sin nutrientes. Lo ideal es repartir tu día en 5 comidas al día que se divida, más o menos, de este modo:

    • 9 am: Desayuno
    • 11 am: Media mañana
    • 2 pm: Almuerzo
    • 5 pm: Merienda
    • 8 pm: Cena

    Con esto conseguirás mantener tu energía alta al ir aportando diferentes nutrientes durante el día pero, además, también es una práctica ideal para controlar el hambre ya que estarás satisfecho durante más horas del día sin tener la sensación de hambre. Eso sí: se recomienda que los alimentos que tomes sean saludables, nutritivos y bajo en grasas para optimizar el funcionamiento de nuestro organismo.

  • Existen algunos alimentos que te ayudarán a sentirte más enérgico que otros gracias a sus nutrientes. El hierro es un mineral imprescindible para sentirte en perfectas condiciones ya que se encarga de transportar el oxígeno por el cuerpo y, por tanto, sientes una mayor cantidad de energía; es por esto que, las personas que padecen anemia, suelen presentar un cansancio crónico y fatiga. Añade alimentos ricos en hierro en tu alimentación diaria y, poco a poco, notarás como te sientes más vital.

    La vitamina C también es imprescindible pues ayuda a que nuestro organismo asimile mejor el aporte en hierro y, además, lucha contra la fatiga crónica. Por tanto, combinar hierro y vitamina C en tu dieta es una idea estupenda para lidiar contra el cansancio.

  • El magnesio también es imprescindible en tu dieta pues cuando estás falto de este mineral es probable que te sientas más cansado de lo normal. El motivo es que interviene en el proceso de desdoblar la glucosa para poder producir energía y, por eso, si no tenemos los niveles recomendado nuestro cuerpo no tendrá la suficiente energía para funcionar. En unComo te detallamos los síntomas de la falta de magnesio para que puedas valorar si tu situación puede deberse a este desajuste nutricional.

  • Tomar 2 litros de agua al día también es un hábito recomendado si quieres tener más energía. El motivo es que mejora la circulación sanguínea y, por tanto, ayuda a que los músculos contengan el oxígeno que necesitan para funcionar correctamente. Si no bebes suficiente es probable que tu cuerpo esté más fatigado y con mucha menos fuerza y vitalidad. Cuando hagas ejercicio también deberás tener siempre agua a tu lado para ir bebiendo cada vez que tengas sed y, así, mejorar tu rendimiento deportivo.

  • Del mismo modo que hay hábitos que incorporar también hay otros que debes reducir pues son perjudiciales para tu organismo y pueden afectar de forma indirecta a nuestra energía. Es el caso del tabaco que reduce el oxígeno del cuerpo y, además, altera el sueño haciendo que la persona no llegue a dormir tan profundamente como un no fumador.

    También debe evitarse el alcohol al máximo pues tienen un efecto sedante que te afectarán durante todo el día y, además, llena el cuerpo de toxinas que impiden un correcto funcionamiento interno responsable de que no puedas descansar correctamente por la noche. Así que dejar de fumar y limitar el alcoholes algo más que recomendable para vivir de forma más saludable y sentirte lleno de vitalidad.

 

 

 


También te podría gustar...