Paste your Google Webmaster Tools verification code here

Cómo superar la ansiedad

¿Te sientes preocupado o expectante como si fuera a pasar algo malo? ¿Tu situación de alerta constante no te permite relajarte? La ansiedad es un trastorno psicológico que entorpece nuestras obligaciones, vida cotidiana y relaciones. Muchas veces nos sentimos mal y no sabemos el motivo; en otras, somos conscientes del no sentido de nuestro estado pero, sin embargo, no somos capaces de controlarlo.

  • Para poder combatir un trastorno primero hay que conocerlo y saber de que se trata; entenderlo. Saber que es la ansiedad te ayudará a identificarla y poner tu metabolismo en alerta si es necesario.

    La ansiedad es como un dispositivo de autodefensa ante situaciones que nuestro cerebro recibe que son como peligrosas. Por lo tanto, algo dispuesto a advertirnos y salvarnos del peligro, no tendría porque hacernos daño. Aceptar la ansiedad nos ayudará a sobrepasarla. Muchas veces hemos negado emociones o sensaciones. ¿Y qué hemos conseguido? Que crezcan.

  • Podemos pensar que la ansiedad nos está atrapando si hay evidencia de estos síntomas:

    • Nerviosismo
    • Temblores
    • Impaciencia
    • Alteración del sueño
    • Cansancio
    • Dificultad para concentrarse
    • Irritabilidad
    • Tensión muscular
    • Sudoración
    • Dolor de cabeza

    En el siguiente artículo puedes ver más detallados los síntomas de la ansiedad.

  • ¿Sabías que causa más ansiedad no hacer una tarea y tenerla que recordar, que hacerla al momento? Seguro que habrás oído hablar de la regla de los 2 minutos, aplícatela. Si no es así, apunta.

    Los expertos dicen que si una tarea no requiere más de 2 minutos, es mejor hacerla de inmediato que aplazarla. Recordarla consume más energía que llevarla a cabo, además, la acumulación de tareas repercutirá en el aumento de nuestra ansiedad. Organizarnos nos ayudará a eliminar gran parte de la angustia que la ansiedad nos genera.

  • Buscar soluciones rápidas a la ansiedad no es recomendable. Fumar, beber alcohol o tomar sustancias tranquilizadoras, aunque nos den un alivio, este solo será momentáneo y en vez de ser beneficioso, puede resultar lo contrario y sentirnos incluso peor que antes de tomarlos. El alcohol es un depresor (después de beber nos sentiremos más tristes) y el tabaco es un estimulante (nos sentiremos más nerviosos), además de los efectos negativos sobre nuestra salud al ser sustancias adictivas.

  • No temas ir a dormir. Normalmente, uno de los momentos en los que aflora la ansiedad es a la hora de irse a dormir, en el que las preocupaciones invaden nuestros pensamientos. Intenta también realizar algunos ejercicios cortos de relajación para conciliar el sueño.

  • ¿Conoces la palabra asertividad? ¿Has oído alguna vez la dicha: de tan bueno es tonto? Pues asertividad es buscar el equilibrio entre nuestro yo y los demás. Tenemos derecho a decir lo que pensamos y a no gustar a todo el mundo, pero por encima de todo, sé tú mismo/a. Pensar demasiado en lo que los demás piensan de nosotros y darle importancia a eso, lo único que nos va a generar es, tensión, ansiedad y nos quitará libertad. En el siguiente artículo puedes ver pautas para confiar en uno mismo.

  • Relájate física y mentalmente, respira bien.., así poco a poco irás tomando el control de la situación. Usar buenas técnicas de relajación te ayudará a disminuir la ansiedad y a relajarte.

  • Es muy difícil salir de la ansiedad en solitario. Rodéate de familiares, amigos, hijos, pareja, etc., y cuenta con la ayuda del médico si en tu caso has acudido a él para tratar este trastorno. Un abrazo en el momento adecuado y un beso pueden ser en ocasiones de mucha ayuda.

  • Descansa (nuestro cuerpo necesita renovar energía), ríe, haz actividades que te gusten, mímate, escucha música, sé feliz…, ¿qué mejor contra la ansiedad que sentirse bien y vital?

    Nuestro estado de ánimo depende del equilibrio entre las cosas negativas del día (preocupaciones, problemas, obligaciones…) y las que nos resultan agradables. A mayor ánimo, menos ansiedad. Da paseos al aire libre si te gusta la naturaleza, lee si te apasiona la lectura, haz manualidades si eres creativo, etc.

    Relacionarnos con otras personas nos ayuda a sentirnos mejor. Habla, ríe, comparte con los demás; nunca te aísles del resto del mundo porque te sientas mal. Y tú, ¿que haces para superar la ansiedad?

  • Este artículo es meramente informativo, en unComo.com no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

 

 


También te podría gustar...