Paste your Google Webmaster Tools verification code here

Cómo quitar las espinillas con alcohol y bicarbonato

Considerada la primera fase del acné por los médicos, las espinillas son pequeñas bolitas amarillentas o negruzcas incrustadas en los poros. Los puntos negros se desarrollan cuando la piel produce demasiado aceite y empeora con la limpieza inadecuada, la acumulación de piel muerta, el maquillaje o el uso de los aceites tópicos. Cuando la bacteria invade los poros los puntos negros se convierten en granos por eso es importante extraerlos cuanto antes e impedir que evolucionen. En este artículo de unComo te contamos cómo quitar las espinillas con alcohol y bicarbonato para que consigas frenar su crecimiento.

  1. El primer paso para conseguir eliminar las espinillas es tener un rostro limpio y libre de impurezas. Así que antes de comenzar a hacer nuestro remedio casero es importante que laves tu rostro con un limpiador facial suave sin aceite haciendo especial hincapié en las zonas que contienen puntos negros y espinillas. Después tendrás que secar suavemente la cara con una toalla limpia y ya estarás lista para aplicar nuestro tratamiento.

  2. Tendrás que poner un poco de alcohol en un trozo de algodón y aplicarlo suavemente en la piel, sobre todo en las zonas que estén más afectadas por las espinillas. El alcohol es un producto abrasivo y puede llegar a escocer por lo que evita por todos los medios aplicarlo por zonas de la piel que estén secas, inflamadas o quemadas por el sol.

  3. Ahora procederemos a hacer nuestro remedio casero para las espinillas con el bicarbonato. El truco reside en poner a hervir media taza de agua y cuando estalle la ebullición tendrás que añadir media taza de bicarbonato de sodio; verás que ambos productos cuando se mezclan se convierten en una pasta que es la que usaremos para nuestra mascarilla. Deja que se enfríe y después aplícala en la piel con la ayuda de un algodón o con tus propias manos; tendrás que evitar el contacto con zonas de la piel inflamadas, secas o con heridas para que no se te irrite el cutis. Tienes que dejar que actúe sobre tu piel durante, al menos, 15 minutos; notarás cómo se empieza a endurecer y está tirante.

  4. Cuando apliques la pasta en tu rostro es aconsejable que vayas realizando un masaje circular para promover la exfoliación de tu piel y conseguir eliminar las impurezas que puedan haber. Después, cuando haya pasado el tiempo estipulado, tendremos que eliminar la pasta con abundante agua fría para conseguir extraer cualquier rastro del remedio casero; tiene que ser agua fría para que se cierren los poros y el enrojecimiento de la piel disminuya.

  5. Además de este eliminar espinillas con alcohol y bicarbonato debes saber que existen otros tratamientos de belleza que puedes hacer en tu casa y que te ayudarán a lucir una piel más limpia; por ejemplo la miel y la avena son dos buenos aliados para esta causa, así como la arcilla verde. En este artículo de unComo te contamos cómo hacer mascarillas caseras para las espinillas.

  6. Si deseas leer más artículos parecidos a cómo quitar las espinillas con alcohol y bicarbonato, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Acné y espinillas o te suscribas a nuestro boletín de novedades.
Necesitas


  • Bicarbonato de sodio
  • Agua purificada o Hervida
  • Alcohol para fricciones
  • Bolas de algodón
Consejos


  • Puede tomar tiempo ver los resultados con el bicarbonato de sodio y el alcohol.
  • Siempre use una toalla limpia para secarse la cara, y sólo utilícela en su cara, no el resto de su cuerpo.
  • No utilice polvo de hornear.
  • Si su piel se vuelve demasiado seca o irritada, reduzca la frecuencia del tratamiento. Si el enrojecimiento y la sequedad persisten, este tratamiento puede no ser apropiado para su piel.
  • Si usted tiene piel sensible, aplique el tratamiento a una pequeña porción de piel en su parte interna del brazo y compruebe al día siguiente. Si usted no tiene una reacción, esto puede ser un recurso aceptable para usted.
  • Aplicar alcohol provoca sequedad. Si su piel empieza a pelarse, utilícelo con menor frecuencia.

Fuente


También te podría gustar...