Paste your Google Webmaster Tools verification code here

Cómo prevenir infartos

IMG-20150216-WA0004Las enfermedades cardíacas son, según la Organización Mundial de la Salud, la primera causa de muerte en el mundo, acabando con la vida de más de 17 millones de personas anualmente. Entre estas cifras el infarto destaca como uno de los mayores responsables, y es que cuando se presenta una obstrucción en la arteria coronaria el paso de sangre a este órgano se dificulta, pudiendo producir que el mismo se detenga de forma inesperada. Son muchos los factores que inciden en la posibilidad de sufrir un infarto y la mayoría de ellos pueden ser controlados y evitados por nosotros. ¿Quieres saber cómo prevenir infartos?, sigue leyendo porque en unComo.com te lo explicamos con detalle.

 

  • Antes de abordar las recomendaciones acerca de cómo prevenir infartos, es muy importante tener claros cuáles son los factores que inciden en su aparición con el fin de controlarlos. Entre los factores que aumentan la posibilidad de padecer enfermedades cardiovasculares y que no podemos modificar destacan:

    • Antecedentes familiares, quienes cuentan con familiares directos que han padecido infartos tienen mayor posibilidad de sufrirlos.
    • El sexo, esta condición es más común en los hombres que en las mujeres.
    • La edad, a partir de los 70 años y debido al envejecimiento de las arterias, hay mayor posibilidad de padecer obstrucciones arteriales.
  • Los factores anteriores son fijos y no podemos cambiarlos, sin embargo existen varios factores modificables que inciden de forma importante en la aparición de infartos y que podemos cambiar por completo para disminuir el riesgo. Así, esta condición es más propensa en personas que sufren de:

    • Tensión arterial alta, fácilmente detectable con un examen médico.
    • Obesidad.
    • Colesterol alto, otra condición que puede verse simplemente en un análisis de sangre rutinario.
    • Insuficiencia renal.
    • Ácido úrico elevado.
    • Además quienes fuman, quienes son sedentarios y las personas que sufren de tensión y estrés habitualmente, cuentan con un índice mayor de padecer infartos.
  • Hay una cosa que debemos tener muy clara: los infartos no avisan, es decir el paciente no pasa meses presentando síntomas hasta que un infarto le ataca. Solo en el momento en el que se manifiesta una obstrucción parcial o total de la arteria coronaria es que se sienten los clásicos síntomas de molestias en el brazo izquierdo, dolor en el pecho o las dificultades para respirar.

    Esto quiere decir que la única arma que tenemos a nuestras manos para evitar un infarto es la prevención: realizarnos chequeos médicos anuales, llevar una dieta adecuada, hacer ejercicio físico, abandonar algunos hábitos nocivos y disminuir el estrés en nuestra rutina diaria es básico para conseguirlo.

  • La primera recomendación para prevenir infartos es realizar controles médicos anuales a partir de los 30 años. Medir nuestros niveles de tensión arterial y conocer el nivel de colesterol en la sangre es fundamental para saber si estamos cuidando adecuadamente nuestro corazón. Además, las analíticas sanguíneas evidenciarán los efectos de nuestra dieta en la salud, ayudándonos a tomar las medidas necesarias.

    En el caso de que cuentes con varios casos directos de infartos en tu familia, es conveniente visitar a un cardiólogo para que te oriente en los chequeos preventivos que debes realizarte y la frecuencia de los mismos.

  • Cuidar la dieta es básico para evitar las enfermedades cardíacas. Controla la ingesta de alimentos grasos, frituras, carnes, embutidos, dulces y bollería y aumenta el consumo de frutas y vegetales frescos así como de carnes magras y pescado, especialmente el azul.

    En nuestro artículo cómo cocinar sano te damos algunas claves para que incorpores hábitos más saludables a tu día a día.

  • Si tu meta es prevenir infartos debes abandonar de una vez por todas el sofá y la pereza y realizar ejercicio físico de forma regular. Las actividades físicas que elijas y la intensidad de las mismas dependerán de tu edad y resistencia, sin embargo cómo mínimo deberás hacer 1 hora de ejercicio al día 3 veces a la semana. Esto es lo básico, pero se recomienda llevar una vida activa y hacer con frecuencia ejercicios cardiovasculares como caminar, nadar, montar bicicleta, correr o hacer actividades aeróbicas.

  • Deja a un lado hábitos nocivos que interfieren de forma importante en tu salud cardíaca. Fumar o beber en exceso afecta nuestra salud general y también el bienestar de nuestro corazón, aumentando el riesgo de sufrir infartos.

  • Además es muy importante intentar controlar el estrés cotidiano, no solo para prevenir infartos sino también para garantizar nuestra salud física y emocional, pues la tensión afecta seriamente nuestro bienestar comprometiéndolo. Realizar ejercicio de forma cotidiana e intentar solventar nuestros conflictos con calma es muy importante para cuidar nuestro corazón.

  • Si deseas leer más artículos parecidos a cómo prevenir infartos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Enfermedades del corazón o te suscribas a nuestro boletín de novedades.

Fuente

 


También te podría gustar...