Paste your Google Webmaster Tools verification code here

Cómo mantener el peso y no engordar

No es un secreto para nadie que ha medida que pasan los años nuestro metabolismo va cambiando, haciéndose un poco más lento. Esto, dependiendo de los hábitos de cada quien, puede conducir a un aumento gradual de peso y talla, algo que muchas personas no desean que ocurra. Por otro lado, quienes se han sometido a una dieta no quieren ganar nuevamente los kilos perdidos. Sea cual sea tu caso.

 

  • Lo primero que resulta importante tomar en cuenta para que consigas mantener el peso y no engordar, es entender que efectivamente nuestro metabolismo cambia con los años, así como lo hace nuestro estilo de vida. Los adolescentes suelen ser mucho más activos que un adulto de 30 años, así que la clave para mantener el peso es usar todas las herramientas a nuestro alcance para mantener nuestro metabolismo acelerado y convertirlo en nuestro aliado.

    En nuestro artículo cómo acelerar el metabolismo, te explicamos las claves que deberás tomar en cuenta. Muchas de ellas son estrategias generales para mantener el peso y no engordar.

  • Si deseas mantener tu peso sin cambios bruscos, ya sea que hayas hecho o no una dieta, es importante que tomes en cuenta algunos hábitos referentes particularmente a la forma en la que haces tus comidas diarias.

    Para conseguir tu meta, toma en cuenta que:

    • No debes nunca suprimir ninguna comida, especialmente el desayuno. Esto hace que tu metabolismo funcione más lento y obliga a tu cuerpo a cumular más las grasas y calorías, pro eso evítalo.
    • No debes hacer cenas demasiado pesadas con frecuencia. De 7 días de la semana, intenta cenar ligero al menos 5 o 6. Las cenas pesadas y calóricas nos hacen engordar porque nuestro cuerpo no tiene tiempo de quemar todas esas calorías antes de dormir.
  • Para mantener tu peso y no engordar es fundamental no solo llevar una dieta equilibrada, sino aprender el arte de balancear lo que comemos. Por ejemplo, si una noche vas a salir a cenar fuera y luego a tomar unas copas, y sabes que cometerás excesos, entonces ese día al almuerzo come ligero.

    No te sientas culpable si un día ingieres una comida muy pesada, pero cuando lo hagas compensa y come ligero en las otras comidas. Tampoco tengas el hábito de hacer esto con frecuencia, comer bien y sano cada día es importante.

  • ¿Quieres mantener tu peso y no engordar a lo largo de los años? Entonces olvídate de comer siempre fuera. Así creas que estás ingiriendo algo ligero, la realidad es que los restaurantes cocinan con grandes cantidades de aceite, grasa, mantequilla, entre otros ingredientes calóricos, y que nunca jamás será tan sano como comer en casa.

    Por eso lo mejor que puedes hacer es llevar cada día tu comida al trabajo o ir casa, si tu rutina te lo permite. Deja la experiencia de ir a un restaurante para ocasiones especiales, y cuando lo hagas toma en cuenta nuestras recomendaciones de cómo comer fuera sin engordar.

  • Intenta llevar una dieta lo más natural y saludable posible y verás como aumentar de peso resultará difícil. Algunas recomendaciones para ayudarte a conseguirlo son:

    • Come siempre frutas y vegetales frescos, olvídate de las presentaciones congeladas o ya preparadas, llenas de conservantes y calorías que no necesitas
    • Consume frituras de forma muy ocasional y prefiere siempre preparaciones más saludables e igualmente deliciosas, como al horno, a la plancha o al vapor
    • No importa lo buenos que sean, los dulces y la bollería son altamente nocivos para nuestro cuerpo. No aportan ningún nutriente y además pueden llevarnos a padecer problemas de diabetes, tensión arterial, colesterol y triglicéridos. Consúmelos solo de forma eventual y nunca a diario
    • Modera la ingesta de todos los alimentos que sabes que son perjudiciales para tu salud: refrescos, chucherías, embutidos, entre otros
  • Después de todos estos consejos para mantener tu peso y no engordar vinculados a la alimentación, hay uno más que falta y que tiene que ver con el estilo de vida: si quieres lucir siempre una figura saludable haz ejercicio y olvídate del sedentarismo. Nuestro cuerpo es un sistema complejo que necesita ejercitarse para mantenerse saludable, si pasas todo el día sentado, te mueves poco y comes mucho o mal, es imposible mantener un cuerpo saludable.

    Como mínimo debes practicar media hora de ejercicio al día y seguir un plan de entrenamiento más elaborado si pretendes tonificar tu figura. Quienes hacen ejercicio a diario son más saludables (comprobado científicamente), por eso incorpora el deporte en tu vida y verás favorables cambios en tu figura.

 

 


También te podría gustar...