Paste your Google Webmaster Tools verification code here

Cómo combatir la ansiedad laboral

img_como_combatir_la_ansiedad_laboral_34307_600Las reuniones, las metas mensuales que debemos alcanzar, el deseo de un mejor sueldo, el carácter del jefe, la carga diaria de trabajo, el ascenso que no llega, ser responsable, soportar la competencia, dejar los problemas personales en casa y mantener una actitud correcta. ¿Te suena familiar? Estos son losprincipales desencadenantes de la ansiedad laboral, ese sentimiento de angustia, presión y estrés que se apodera de nuestro físico y nuestra mente y nos impide a veces hasta pensar y actuar.

Por lo general la ansiedad laboral puede desencadenar una depresión que muchas veces se confunde con el descontento de estar trabajando bajo mucho estrés o condiciones precarias. Para evitar que esta condición genere un caos emocional y de salud lo mejor es aprender a controlarla. Si quieres saber cómo combatir la ansiedad laboral, lee estos consejos que te ofrecemos aquí, en unComo.

 

  • La ansiedad es una respuesta del organismo que reacciona ante una llamada de alerta que envía nuestro cerebro. Cuando esta alarma se activa a menudo y sin causa de peligro aparente se resume que la persona está sufriendo de ansiedad. Ahora, la ansiedad laboral es ese mismo mecanismo de defensa del organismo, pero que responde al miedo o estrés de una situación laboral que por lo general no podemos solucionar.

    Para combatir la ansiedad laboral es necesario estar conscientes de que es el trabajo o situaciones entorno al mismo lo que desencadena ese malestar inexplicable que en muchas ocasiones las personas no saben cómo definir. Por lo tanto es necesario analizar si esa sensación de ahogo, miedo, nervios estomacales o palpitaciones se presentan siempre que hay un problema o conflicto laboral.

  • Para saber si sufres de ansiedad laboral debes conocer cuáles son los síntomas de la ansiedad. Por lo general los síntomas más comunes son preocupación, agobio, palpitaciones, ganas de huir, sensación de miedo o peligro, pensamientos negativos, mareos, temblores, dificultad para respirar, ahogo, dificultad para concentrarse, cansancio y estado de alerta constante, entre otros.

  • Muchas veces es tan fuerte el estrés que cuando tenemos un problema somos incapaces de buscar una solución o siquiera analizar si está en nuestras manos resolver el imprevisto. Para combatir la ansiedad laboral es necesario que la conciencia prevalezca, permitiendo que cuando se presente un problema nos preguntemos si podemos hacer algo para resolverlo o si está en nuestras manos cambiar el rumbo. Si la respuesta es sí, combate la ansiedad laboral haciendo lo que tengas que hacer, pero a tu ritmo. Si la respuesta es no, cancela de inmediato esa preocupación en tu cerebro: no hay nada que hacer.

  • Para combatir la ansiedad laboral debes organizar tu tiempo. Muchas veces sentimos que tenemos tanto trabajo que es mejor llevarnos la cama a la oficina. Pues no, organiza tus tareas por prioridades y saca primero las que son más importantes. Si sientes que tu carga de trabajo es excesiva y has hecho y modificado lo que está a tu alcance, entonces no temas hablar con tu jefe y pídele más tiempo para terminar tus funciones.

    En este aspecto también puedes considerar delegar, pedir ayuda a un empleado o decirle a tu jefe que necesitas la ayuda de un asistente. No te sientas inseguro de pedir ayuda, si sientes que la necesitas es lo más sensato que puedes hacer para combatir la ansiedad laboral.

  • Cuando sientas que están por aparecer los síntomas, atácalos. ¿Cómo? Son muchas las maneras en que podemos controlar la ansiedad laboral antes de que llegue a su punto más álgido. Lo mejor que puedes hacer es salir a la calle unos minutos y caminar, respirar aire puro, caminar y activar la circulación de tu cuerpo, analizar a las personas o simplemente mirar los carros pasar te ayudarán a despejar tu mente, evitar los pensamientos negativos y desaparecer los síntomas.

    También puedes tomar una infusión para calmar la ansiedad, recordar un momento de tu vida que te hace muy feliz, pensar en la persona que amas, escuchar tu canción favorita, reírte solo aunque sea de mentira o comerte un chocolate, todas estas acciones calman la ansiedad y está comprobado.

  • Si quieres combatir la ansiedad laboral no debes de cerrarte. Es necesario que te desahogues y expreses cómo te sientes, cuáles son tus preocupaciones y cuáles son tus miedos. Conversar con tu pareja o con un amigo de confianza es una de las mejores formas para encontrar claridad mental y poder ver las cosas como son y no como nuestra mente nos las pinta de graves.

  • Puede que te parezca imposible sacar más tiempo de tus días, pero si quieres combatir la ansiedad laboral es necesario. No todo puede ser trabajo. Antes o después de ir a la oficina es recomendable que te ejercites, pues el ejercicio ayuda a producir hormonas del bienestar para la salud mental, lo cual te permitirá drenar el estrés, relajarte, disipar los problemas y encontrar paz mental. Anímate, con media hora será suficiente.

  • Los fines de semana no se trabaja, ni se piensa en trabajo. La vida es una sola y no puede girar entorno a tus responsabilidades laborales. Debes buscar un espacio para ti y por eso existen los sábados y los domingos. Sal de casa, pasea al aire libre, diviértete, comparte con tu pareja, con la familia, con los amigos, ve al cine, lee al aire libre: las opciones son infinitas y permitirán que tu mente se desconecte de las preocupaciones y te prepara para asumir la semana entrante de una mejor manera.

  • Combatir la ansiedad laboral es posible si aprendemos a darle a las cosas la importancia que se merecen. Pregúntate a diario qué tan importante es lo que te preocupa como para que pongas en riesgo tu salud. Si sientes que no puedes combatir la ansiedad laboral o que las crisis son tan fuertes que no las puedes controlar, no temas en pedir ayuda a un experto, conversar y hacerle frente a los problemas es lo primero que debemos hacer para salir de ellos.

Fuente

 


También te podría gustar...