Paste your Google Webmaster Tools verification code here

Cómo aumentar las defensas de forma natural

img_como_aumentar_las_defensas_de_forma_natural_35207_300Nuestro sistema inmunológico está cargado de defensas, es decir, células que nos protegen del ataque de organismos externos como virus o bacterias que pueden poner en peligro nuestra salud. Pero, después de una enfermedad o de un periodo de debilitación física, es posible que el nivel de nuestras defensas haya disminuido y estemos más expuestos a volver a enfermar por eso es importante saber cómo aumentar las defensas de forma natural y conseguir tener una vida más saludable y fuerte. En este artículo de unComo te indicamos los mejores alimentos, minerales y hábitos de vida que te ayudarán a conseguirlo.

 

  • Principalmente podemos aumentar las defensas de nuestro cuerpo mediante la alimentación. La mayoría de vitaminas y nutrientes entran en nuestro organismo mediante los ingredientes que consumimos, es por eso, que es tan importante llevar a cabo una alimentación equilibrada donde las frutas y verduras tengan un gran protagonismo y las grasas saturadas apenas existan.

    Entre estos alimentos cabe destacar los que son ricos en vitamina C porque fomentan la creación de interferón, una sustancia necesaria para la formación de las defensas; las frutas cítricas contienen grandes dosis de este nutriente sin embargo también la encontrarás en muchas verduras.

  • Otro grupo de nutrientes que no debe faltar en tu dieta son los alimentos ricos en hierro ya que si nuestro organismo está falto de hierro padeceremos anemia, una afección que afecta a nuestro sistema inmunológico reduciéndolo en grandes cantidades. Este nutriente se encuentra, esencialmente, en las legumbres y en las carnes.

  • Después hay alimentos concretos, como el ajo, la cebolla o el jengibre, que debido a su alto poder como antibiótico natural funcionan a la perfección para fortalecer las defensas de forma natural. Una buena manera de tomar estos ingredientes es mezclarlos en las comidas o, si prefieres, también puedes preparar zumos nutritivos que puedes incluir en tu dieta.

    A continuación vamos a proponerte un jugo óptimo para mejorar tu sistema inmunológico:

    • 1 zanahorias
    • 1/2 cebolla
    • 1 manzana verde pequeña
    • 1/2 pepino
    • 1/2 remolacha
    • 1 cucharada de perejil

    Para hacer este jugo tan solo tendrás que lavar los ingredientes, trocearlos y meterlos en una licuadora. Cuando estén listos tan solo tendrás que verterlo en un vaso y tomarlo cada mañana con el estómago vacío, de esta manera conseguirás que sus efectos en tu organismo sean más intensos.

    En unComo te proponemos más jugos para aumentar las defensas naturalmente.

  • En los alimentos también podemos encontrar minerales que son óptimos para aumentar las defensas naturalmente como es el zinc, el magnesio y el cobre. Si nuestro cuerpo está falto de estos nutrientes, los anticuerpos se vuelven más débiles y pueden entrar virus de forma más fácil en nuestro sistema inmunológico. Para que sepas más sobre el tema, en este artículo de unComo te descubrimos de forma detallada los alimentos para aumentar las defensas.

  • Además de la alimentación, también podemos aprovechar las propiedades medicinales de algunas plantas y proteger, así, nuestras defensas. Entre las mejores infusiones cabe destacar el té verde y el té de ginseng. El primero tiene una gran cantidad de alquilaminas, unas propiedades que hace que nuestro sistema inmunológico esté preparado para el ataque de algunos virus y bacterias que contienen, precisamente, alquilaminas.

    Por otro lado, el té de ginseng aumenta la cantidad de células blancas en el organismo y mejora, así, la respuesta inmune. Además esta infusión también contribuye a aumentar nuestra energía y vitalidad, por lo que es ideal si te sientes cansado y decaído. En este artículo te contamos cuáles son las propiedades del ginseng.

  • También es importante estar correctamente descansado para poder disfrutar de una salud óptima y en perfectas condiciones. Cuando dormimos conseguimos recuperar la energía que hemos gastado durante el día y que nuestras defensas se repongan y se vuelvan más fuertes; sin descanso, nuestro sistema está más débil y por tanto es más fácil que se cuelen enfermedades en el organismo. Se recomienda dormir, al menos, 8 horas al día para disfrutar de un cuerpo saludable y en buena forma.

  • También se recomienda que se evite el estrés y se fomente una vida relajada y tranquila. La ansiedad, la angustia y los nervios no nos permiten descansar correctamente, además de hacernos perder grandes cantidades de energía durante el día que provocan que estemos más cansados y, en general, con una sensación anímica de agotamiento físico y mental. Por eso tienes que dedicarte momentos a ti, practicar deporte para quemar adrenalina y generar endorfinas y practicar ejercicios de relajación como el yoga o la meditación.

  • Del mismo modo, también es importante que tengamos nuestro cuerpo correctamente hidratado para que las defensas trabajen correctamente. El líquido que insertamos en el organismo permite que se transporten los nutrientes por el cuerpo y las toxinas se eliminen. Así que para gozar de una vida sana es esencial beber de 1.5 a 2 litros de agua al día que conseguirán distribuir correctamente los nutrientes y que nuestras defensas funcionen a toda máquina.

Fuente

 


También te podría gustar...