Paste your Google Webmaster Tools verification code here

Cómo aliviar el ardor de estómago

4tipos-de-estomagosEl ardor o acidez estomacal se produce cuando los jugos gástricos ácidos del estómago refluyen hacia el esófago, provocando una molesta y desagradable sensación de quemazón que puede ir desde la “boca del estómago” hasta la garganta. Son muchas las causas comunes que pueden ocasionar esta condición, pero si estás interesado en saber cómo aliviar el ardor de estómago y lograr que tus digestiones no sean tan difíciles presta atención al siguiente

 

  • Si sufres de ardor de estómago, será fundamental que evites comer en exceso pues de lo contrario, el proceso de la digestión se realiza de forma mucho más lenta aumentando las posibilidades de que aparezca el reflujo. No solo tendrás que reparar en la cantidad, sino también en eliminar de tu dieta o consumir con moderación aquellos alimentos que inducen la acidez del estómago como los que te detallamos a continuación:

    • Bebidas con cafeína.
    • Bebidas alcohólicas.
    • Bebidas con gas.
    • Chocolate.
    • Condimentos o comidas picantes.
    • Alimentos cítricos.
    • Tomate.
    • Ajo.
    • Cebolla.
    • Alimentos fritos.
    • Vinagre.

    Para saber qué debe contener tu alimentación diaria en caso de ardor estomacal, te aconsejamos leer el artículo Qué comer si tengo acidez.

  • Una recomendación médica a fin de prevenir los ardores estomacales durante la noche es no comer justo antes de irse a dormir. Lo mejor es hacerlo tres horas antes para que la digestión se realice de forma completa y el reflujo no entorpezca el sueño y el descanso. En el caso de padecerlos mientras duermes, una buena solución para aliviar el ardor de estómago es dormir algo inclinado, es decir, hacer que la parte alta del cuerpo quede un poco levantada.

  • Cuando se trata de ardor estomacal leve, es posible recurrir a efectivos remedios naturales para aliviar esta condición y mejorar la digestión. Entre ellos destacan, infusiones como la manzanilla, la de regaliz o la de jengibre. Todas ellas reducen el riesgo de reflujo ayudando a neutralizar el PH ácido del estómago. Toma dos taza de alguna de estas infusiones al día y verás cómo después de comer te sientes mucho mejor.

  • Otro de los remedios caseros populares para calmar el ardor estomacal es el bicarbonato de sodio, ya que es un antiácido natural muy potente. Solo tienes que agregar una cucharada pequeña de bicarbonato en un vaso de agua y tomar el preparado después de las comidas, te ayudará además a deshacerte de digestiones difíciles y pesadas.

  • Toma un vaso de jugo de aloe vera puede ser también una excelente alternativa para reducir la irritación del estómago y el esófago y, evitar por tanto, la sensación de ardor o acidez después de comer. Se recomienda beber un cuarto o medio vaso de jugo de aloe vera antes de la comida, aunque es importante no excederse en su como ya que también posee propiedades laxantes. Asimismo, deben abstenerse de tomarlo las mujeres embarazadas o personas que padezcan de colitis, enfermedad de Crohn o problemas intestinales.

  • En cambio, cuando el problema de ardor estomacal es grave y recurrente será necesario un tratamiento médico que incluya la toma de algunos medicamentos anticiádos que proporcionan un alivio inmediato, así como de protectores de estómago. Es fundamental que acudas a tu médico y que sigas sus instrucciones en cuanto al tratamiento prescrito para tu caso. En el caso de que la acidez esté causada por una determinada enfermedad de carácter infeccioso, será imprescindible también que esta sea tratada por tu médico.

  • Otras recomendaciones que puedes tener en cuenta tanto para prevenir los ardores de estómago como para aliviarlos son las siguientes:

    • No practicar deporte nada más comer, con el estómago lleno.
    • Evitar el sobrepeso, ya que la grasa acumulada ejerce una mayor presión en el estómago y empuja todo su contenido en dirección al esófago.
    • Evitar el tabaco.
    • Reducir el estrés diario y comer lentamente masticando bien los alimentos.

Fuente

 


También te podría gustar...