Paste your Google Webmaster Tools verification code here

Cómo adelgazar sin hacer dieta

flacoAunque parezca un mito, la verdad es que se puede adelgazar sin hacer dieta. Tan solo hace falta que modifiques algunos hábitos alimentarios y podrás disfrutar de una alimentación más saludable, con menos grasas y acelerando tu metabolismo. Muchas personas creen que para perder peso se requiere de un gran esfuerzo y una gran fuerza de voluntad pero eso no es del todo cierto: tan solo debes hacer unos leves cambios en tu dieta y verás cómo bajas de peso gradual y saludablemente.

Comenzamos con un consejo básico para perder peso sin dieta y es que hagas 5 comidas al día. El motivo esencial de esta “regla” alimentaria es que conseguirás no tener tanta hambre cuando llegues a los platos esenciales (comidas o cenas) y, además, conseguirás acelerar tu metabolismo haciendo que trabaje durante todo el día, algo que fomenta la quema de grasas de manera natural. Por lo tanto, si quieres adelgazar ante todo debes distribuir las comidas en 5 tomas y no saltarte ninguna: en lugar de ser algo positivo conseguirá que tengas más hambre y que tu cuerpo no se haya ejercitado para hacer la digestión.

Sigue este tip alimentario: “Desayuna como rey, come como un príncipe y cena como un mendigo”. Esta frase resume a la perfección cómo se puede llevar una alimentación saludable comiendo lo que a uno más le gusta pero teniendo en cuenta esta premisa. Las primeras hora del día son básicas para que tomes calorías ya que nuestro cuerpo las quemará durante todo el día, sin embargo, durante la noche es cuando deberás tener más en cuenta qué alimentos cenar para conseguir adelgazar.

Consume más proteínas y reduce los carbohidratos. Con este consejo no te estamos diciendo que dejes de comer un delicioso plato de pasta o de arroz sino que lo dosifiques semanalmente y optes por tomar más alimentos ricos en proteínas como son la carne, el pescado o el huevo. Y, será mejor aún, si optas por las carnes magras y los pescados blancos ya que su aporte en grasas es muy bajo.

Toma carbohidratos del tipo complejo e integrales. Apenas hay diferencia de sabor entre una pasta blanca y una integral y, sin embargo, la diferencia cualitativa es inmensa. Ten en cuenta que cuando tomas pan blanco es porque la harina ha sido refinada y, por lo tanto, la mayoría de sus nutrientes han desaparecido; la harina integral, por el contrario, tiene nutrientes como la fibra que nos ayuda a regular el tránsito intestinal además de ser de absorción lenta. Así que cambia esta costumbre y sustituye tus carbohidratos blancos por integrales: es uno de los mejores consejos para adelgazar sin dieta y sin dejar de comer estos platos que tanto nos gustan.

Destierra el azúcar de tu dieta con sustitutos bajos en calorías. En lugar de ir al supermercado y comprar un paquete de azúcar blanco, hazte con un edulcorante (ya sea líquido como en polvo, tú decides) u otros sustitutos como es la Stevia, una planta natural con gran poder para endulzar. Es una práctica sencilla de aplicar en tu día a día y que te ayudará a dejar de tomar esas calorías innecesarias para tu cuerpo.

Engaña a tu mente. Otra manera sencilla de conseguir adelgazar sin hacer dieta hace referencia a la psicología y es que muchas veces comemos con ansiedad y no prestamos atención a las cantidades que tomamos; por eso, una buena manera de conseguir engañar a tu mente es utilizar platos pequeños en lugar de platos grandes y servirte en ellos la comida que hayas preparado. No soporta la misma cantidad un plato pequeño pero tu mente verá el plato lleno con lo que te sentirás saciado “mentalmente”.

Tentempiés saludables. Para poder perder peso sin dieta es importante que prestes atención a esos productos que te comes entre horas y que sirven para reducir el hambre que sientes. Lo primero es recordarte que si haces las 5 comidas al día es bastante probable que no tengas este hambre pues tu cuerpo habrá recibido alimento durante toda la jornada.

Sin embargo, hay días en los que sí que tenemos hambre y ansias por picotear por lo que es importante saber qué es lo saludable. A continuación te damos algunos ejemplos de picoteos sanos que puedes tomar sin engordar: Fruta de temporada, Yogures desnatados y Jugos naturales.

Snacks de dieta (un chocolate bajo en grasas funciona para tomar dulce cuando tu cuerpo lo necesite sin engordar igual que si te la tomas normal, eso sí: estos tentempiés deben ser esporádicos pues no significa que no engorden sino que engordan menos)

Planifica tu menú. Hay días en los que estamos poco inspirados para saber qué comer y que sea un plato saludable, por eso, es importante que tengas un menú planificado o, sino, tengas en la cocina algunas ideas de recetas bajas en calorías para hacer cuando no sabes qué te apetece comer. De esta manera, consigues evitar comerte una pizza congelada o llamar al chino para que te traigan comida. También es recomendable la planificación para saber qué comprar en el supermercado y tener siempre los alimentos que necesitas en casa.

Come sentada(o) a la mesa. Es también otro de los consejos básicos para evitar engordar y es que cuando comemos en frente del televisor, con el ordenador o de pies estamos distraídos y no nos damos cuenta de la cantidad que comemos, por lo que es importante que cuando estés comiendo estés concentrada en la comida y no tengas distracciones externas.

Más agua y menos alcohol. También es una premisa fundamental si quieres bajar de peso pero no quieres hacer dieta: aumentando el consumo de agua a 8 vasos al día consigues depurar el organismo y conseguir que tu cuerpo elimine los líquidos retenidos en el cuerpo. Además, dejar de tomar alcohol es básico para eliminar la ingesta de calorías innecesarias que añades a tu cuerpo con cada trago: la copa de vino para comer cámbiala por agua y reserva el alcohol para los fines de semana. Es algo muy fácil de llevar a la práctica y que te ayudará a adelgazar rápidamente.

Cocina con menos aceite y adereza tus platos con especias. El aceite también es uno de los alimentos que más grasa añaden a nuestra dieta. Muchas personas que cocinan con mucho aceite es para darle más sabor a sus platos y esto puede sustituirse por especias que aderezan los platos sin aumentar ni un gramo su aporte calórico. Así pues, cocina con menos aceite pero haz que tus pechugas de pollo tengan tomillo, limón, un toque de orégano, finas hierbas etcétera. Tus recetas estarán deliciosas y no tendrán apenas calorías.

Bebe un jugo de limón en ayunas. Es una de las prácticas más saludables y que más se están extendiendo en la actualidad. El limón es un producto saciante que ayuda a depurar el organismo y hace la función de un diurético natural, así que si lo tomas en ayunas consigues incrementar aún más sus beneficios e incrementar su poder antioxidante. En este artículo de unComo te contamos cómo adelgazar con limón.

Toma infusiones para adelgazar. Algunas hierbas funcionan a la perfección para ayudarnos a adelgazar sin hacer dieta y es que sus propiedades contribuyen a que quememos más grasa de manera natural y a depurar nuestro organismo. El té verde, la cola de caballo, el té de pomelo, el té de agracejo o el té de oolong son las mejores bebidas para ayudarnos a rebajar.

Fuente: uncomo.com


También te podría gustar...