Paste your Google Webmaster Tools verification code here

Cara

Una tomografía computarizada (CT, por sus siglas en inglés) utiliza rayos X para obtener imágenes de la cabeza y la cara.

Durante la prueba, usted permanecerá recostado sobre una mesa conectada al tomógrafo de CT, que es una máquina con forma de rosquilla. Se posicionará la cabeza dentro del tomógrafo. El tomógrafo de CT envía rayos X a través de la cabeza. Cada rotación del tomógrafo brinda una imagen de una rebanada delgada de la cabeza y de la cara. Puede inclinarse una parte del tomógrafo para tomar imágenes desde posiciones diferentes. Todas las imágenes se guardan como grupo en una computadora. También pueden imprimirse.

En algunos casos, un tinte llamado material de contraste puede ponerse en una vena (IV) en el brazo o en el conducto raquídeo. El tinte facilita ver las estructuras y órganos en las imágenes de CT. El tinte se puede utilizar para examinar el flujo sanguíneo y detectar tumores, zonas de inflamación o daño a los nervios.

Una CT de la cabeza puede brindar información sobre los ojos, los huesos de la cara, las cavidades llenas de aire (senos paranasales) dentro de los huesos que rodean la nariz y el oído interno. Si estas áreas generan preocupación, por lo general se realiza una CT del área.


También te podría gustar...