Paste your Google Webmaster Tools verification code here

Abdomen

La radiografía de abdomen es un estudio seguro y sin dolor en el que se utiliza una pequeña cantidad de radiación para obtener una imagen del abdomen (vientre) del paciente. Durante el estudio, un equipo de rayos X envía un haz de radiación a través del abdomen y la imagen se registra en una película especial o en una computadora. Esta imagen muestra el estómago, el hígado, el bazo, el intestino delgado, el intestino grueso y el diafragma.

Las radiografías son en blanco y negro. Las partes densas del organismo, que bloquean el paso del haz de rayos X a través del cuerpo, como los huesos, se ven de color blanco en la imagen de la radiografía. Los tejidos del cuerpo más blandos, como la piel y los músculos, permiten que el haz de rayos X los atraviese y se ven de un color más oscuro. El aire en el estómago y el gas en los intestinos aparecen en negro.

Un técnico radiólogo toma las radiografías. En general, se toman una o dos imágenes del abdomen para poder visualizar el área desde ángulos diferentes.

POR QUÉ SE REALIZA

Las radiografías de abdomen pueden ayudar a detectar las causas del dolor abdominal o los vómitos. A veces detectan piedras en el riñón, una obstrucción (bloqueo), una perforación (orificio) en los intestinos o una masa en el abdomen, como un tumor.


También te podría gustar...