Paste your Google Webmaster Tools verification code here

10 trucos geniales que puedes hacer con la SAL y seguro NO lo sabías

Además de para sazonar ciertas comidas, ¿sabías que la sal es realmente útil para otras muchas cosas? Gracias a ella podrás poner en marcha sencillos trucos caseros que seguro que agradecerás saber.

Todo el mundo tiene sal en casa, por lo que todos estos trucos te resultarán muy sencillos de aplicar, y te podrán sacar de más de un apuro.

Abrir nueces

Las nueces son uno de los frutos secos que más éxito tienen entre la gente, y muy especialmente en esta época del año. Sin embargo, no puede negarse que da bastante pereza eso de tener que ponerse a abrirlas. Eso por no hablar de que en muchas ocasiones cuesta muchísimo deshacerse de la cáscara.

Sin embargo, hay un sencillo truco que te facilitará enormemente la tarea. Bastará con que las sumerjas en un recipiente con un poco de agua y sal durante un par de horas para que abrirlas no te cueste ningún esfuerzo.

S1

Enfriar rápidamente una botella de cristal

Si quieres enfriar rápidamente una botella de cava (o cualquier otra que sea de cristal), la sal también puede ayudarte.

Lo único que puedes hacer es meter la botella en la cubitera con un poco de hielo en la base, y añadirle unas cuantas cucharadas de sal. Después añade más hielo, y un poco más de sal, y repite el proceso hasta que la cubitera este llena. Después rellénala con agua y espera 10 minutos. ¡Verás como la bebida se ha enfriado rápidamente y está lista para servir!

S2

Limpiar sartenes

Sabrás de sobra que después de preparar ciertas comidas las sartenes se quedan hechas un completo desastre, y cuesta muchísimo deshacerse de toda la grasa que se queda pegada en el fondo.

Sin embargo, poniendo en práctica un truco para el que tan solo necesitamos un puñadito de sal, podrás comprobar que todas tus sartenes quedarán como nuevas.

Cuando la grasa es difícil de eliminar por mucho que frotes con el estropajo, prueba a echar un puñado de sal sobre la sartén y frota bien con un poco de papel de cocina.

Con este truco conseguirás además que las sartenes no se vuelvan a pegar. ¿Qué más se puede pedir?

S3

Evitar que algunos alimentos se oxiden

A pesar de que mucha gente no lo sabe, la sal no solo sirve para sazonar ciertos alimentos, sino también para evitar que otros se estropeen o se oxiden.

Si estás cansado de que tus frutas y verduras se oxiden y se echen a perder antes de tiempo, la sal también puede ayudarte. Bastará con que disuelvas una cucharada de sal en un litro de agua y después introduzcas en ella las frutas y verduras que quieras evitar que se oxiden (además de adquirir un tono negruzco, pierden algunas de sus propiedades). Verás cómo después de estar en remojo logras evitar la oxidación.

S4

Deshacerte de las bolas de los ojos

Existen muchos trucos caseros geniales para deshacerte de las molestas bolsas en los ojos que afean tu mirada. Además de ponerte dos bolsitas de manzanilla, la sal también resulta muy efectiva para lograr bajar la inflamación.

Si quieres un truco tan rápido como sencillo de llevar a la práctica, toma nota. Calienta agua en una taza, y disuelve en ella media cucharada de sal. Cuando el agua esté más o menos templada, humedece un paño y colócatelo sobre la zona (manteniendo los ojos cerrados). Después de dejar actuar a la sal durante unos minutos, enjuágate bien la zona con agua fría.

S5

Quitar manchas de vino

Las manchas de vino son unas de las más difíciles de eliminar. Aunque no es una tarea sencilla, existen ciertos trucos que te pueden ayudar a deshacerte de los restos de esta bebida en tus manteles o en tu ropa. Sí, en esta ocasión la sal también puede ayudarte.

Es importante que en cuento se derrame el vino seques la mancha con un trapo, y después la cubras con un poco de sal. Después de dejarla actuar durante al menos 10 minutos, enjuaga la zona con agua. Notarás que la mancha ha disminuido bastante, por lo que en la lavadora los restos deberían eliminarse por completo.

S6

Evitar que la ropa destiña

La sal también es la protagonista de un truco casero, sencillo, y eficaz para que la ropa no destiña cuando la metemos en la lavadora.

Si sabes que hay una prenda que es muy posible que destiña, y quieres evitar que toda tu ropa acabe del mismo color cuando hagas la colada, tan solo debes ponerla en remojo en un barreño con abundante agua fría y un buen puñado de sal. Deja así las prendas entre 20 o 30 minutos, para que el exceso de color se vaya eliminando y después no dañe el resto de tus prendas.

S7

Calmar las picaduras de avispas y abejas

Las picaduras de la gran mayoría de insectos pueden llegar a resultar demasiado molestas. Menos mal que por suerte existen algunos remedios caseros que nos ayudan a aliviar el dolor.

Uno de los trucos que mejores resultados da, y que además es muy económico, pasa por aplicar un poco de sal en la zona de la picadura. De esta manera, calmarás un poco el dolor y te resultará menos molesta. Prueba a hacerlo sobre las molestas picaduras de las abejas y las avispas, y verás cómo notas el resultado.

S8

Limpiar la plancha

Es bastante normal que en un momento de distracción dejes la plancha demasiado tiempo sobre una prenda o sobre la propia tabla… Además de arruinar tu ropa, también quemarás y mancharás tu plancha, haciendo que se pegue continuamente.

Si esto te pasa y quieres evitar cargarte alguna prenda más, es importante que la limpies bien. Para ello, debes enchufar tu plancha y dejar que se caliente. Después coge un trozo de papel albal y extiende sobre él un buen puñado de sal. Una vez hecho esto, pasa la plancha durante un minuto, con rápidos movimientos hacia delante y hacia detrás, y después pásale un paño limpio.

S9

Eliminar la caspa

Quienes habitualmente tienen caspa saben que es un problema muy molesto. Y es que, además de que en ocasiones resulta visible, el picor que produce en el cuero cabelludo es un poco insoportable.

Si es tu caso y ni siquiera los champús específicos te terminan de hacer efecto, te alegrará saber que la sal también es una gran aliada contra la caspa.

Una vez a la semana, cuando te vayas a lavar el pelo, mezcla la cantidad de champú que te vayas a aplicar con un poco de sal gorda, y masajea con insistencia tu cabeza.

S10


También te podría gustar...